Rubia de bote no, tonta de bote.

Desde el momento en que surgió la idea de crear este blog, mi idea era que fuese un blog colaborativo, que mis amigos “de Grecia, de Pucela, del Infinito y de más allá” participarán activamente en él… ¿y quién iba a ser la primera?, por supuesto, mi señora, con todos ustedes… (redoble de tambores)… la Sra. Satanopoulas… ¡¡qué grande!!

Hola amigos, ¡qué jodida es la crisis!… y mucho más si habéis entrado en el blog pensando… “a ver si Alfonsas ha escrito alguna de sus chorradas y me echo unas risas…” y os encontráis con que la que escribe hoy es la Sra. Satanopoulas, o sea yo misma. Pues sí, tenía yo ganas de saber que es esto de escribir un blog y Alfonsas me lo ha prestado un ratito, ¡es más bueno mi Alfonsas!, además a mi también me ocurren cosas muy raras y hay una que me inquieta especialmente, os lo voy a contar por supuesto.

Es un mito conocido por todos que las rubias son tontas, pues eso, que realmente es un mito… por que no es cierto que todas las rubias sean tontas, en realidad las que son tontas son las rubias de bote, eso tiene su explicación en que las rubias naturales nacen así, entonces desde ese momento su cerebro se blinda para proteger a las pocas neuronas que tiene y estas multiplican su actividad para contrarrestar el efecto rubio tonta y algunas rubias llegan a ser hasta superdotadas, hombre… como en todo hay alguna excepción, pues bien para las rubias teñidas ocurre el efecto contrario, en el momento que una mujer se tiñe de rubio y se mira a un espejo, el cerebro se colapsa y las neuronas empiezan a autodestruirse a toda velocidad. Por desgracia yo esto lo he vivido en primera persona.

El otro día, y ya sabéis que quien dice el otro día puede referirse a hace tres días, tres semanas, tres meses e incluso tres años, fui a la peluquería tan contenta y Luis, mi peluquero de toda la vida, me convenció para que me pusiera rubia, “que sí mujer que vas a estar guapísima, que a ti cualquier cosita que te pongas te sienta bien” y unas cuantas milongas más y yo, que soy fácil de convencer, accedí. Nada más mirarme al espejo noté que algo en mi cambiaba también en mi interior, cuando llegue a casa el mediano de los Satanopoulas que estaba haciendo los deberes me preguntó:

– Mamá ¿puedes decirme una frase con el verbo haber?

– Claro hijo pon …”Haber que me regalan mis papás por mi cumple”.

Mientras cenábamos mi primogénita me dijo:

– Mamá ¿qué te gustaría más que fuera de mayor, médico o dependienta de Bershka?

– Cariño, dependienta de Bershka sin duda, donde va a parar, con lo monísimas que van siempre ellas.

Pero lo que hizo que me diera cuenta de que definitivamente me había vuelto tonta fue cuando Alfonsas me planta el móvil delante y me dice… ¡mira, mira qué pasada! y yo fija la mirada en la pantalla contesto…

– Anda, pero… ¿qué hace Julito cantando con Alex Ubago? – y esto es lo que vi…

De bote
Si pincháis en la foto, igual se ve el vídeo.

Hasta siempre amigos y que la buena energía os acompañe siempre.

PD. La Sra. Satanopoulas quiere pedir disculpas al amigo Fito por tan terrible confusión… algunos os preguntaréis quien son Julito y Fito, pues son unos amigos “de Grecia o de Pucela o del Infinito o de más allá”, ¿qué más da?

Photo credit: Karrie Nodalo (foto del texto), de por ahí (foto vídeo).

Anuncios

4 comentarios en “Rubia de bote no, tonta de bote.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s