Todas las entradas por satanopoulas

Acerca de satanopoulas

Jugador griego retirado, rubio de bote, pucelano devoto, hubiese sido un gran cantante si no fuese por su voz, estudió derecho para no hacerse daño en la espalda. Llegó a jugar en la liga china pero lo dejo porque los chinos se reian de él por pronunciar mal la "ele"...

La sociedad es la culpable

Tranqui colega
la sociedad es la culpable
que sociedad no hay más que una
y a ti te encontré en la calle…
La sociedad es la culpable, Siniestro Total

Escribe recto Rosh con renglones torcidos y ha querido que me encuentre en un periodo de semidesempleo que, aunque esperamos fervientemente que no dure mucho, me está sirviendo para desempolvar viejos proyectos que tenía guardados en el disco duro de mi gorda y dura cabeza… Sigue leyendo La sociedad es la culpable

Anuncios

Cómo darte de baja en cómo darte de baja

batman y robin propaganda electoral

Si no quieres recibir mensajes de como dejar de recibir propaganda electoral ni una vez más, sólo hay un método realmente efectivo.

Dejad vivir, coño, dejad vivir.

Microretalopoulas de espirales autodestructivas

Mi amigo de la infancia Fermín del Mundo tenía un grave problema, era un blasfemo patológico, su irreverencia, faltas de respeto e injurias hacia lo sagrado eran en reiteradas y le estaban llevando a tener cada vez más frecuentes problemas con la familia, en el trabajo, en el AMPA del Colegio, en el grupo de Whatsapp de primos lejanos… había llegado a un punto de no retorno. Sigue leyendo Microretalopoulas de espirales autodestructivas

Todays setup by Kristina Alexanderson en Flickr

Al (Nuberu) Bar Opino

¡Mira qué bar tan bonito!
¡Podemos emborracharnos!
Estaba lleno de amigos
y empezaron a invitarnos.
Cerca del suelo. Extremoduro.

En estos días cumple veinte años El Nuberu, el bar de mi amigo Juanjo, el bar de mis amigos, mi bar, EL bar… el lugar donde he pasado algunos de los momentos más divertidos de mi vida, siempre rodeado de amigos y amigas, con la complicidad unas veces y la infinita paciencia muchas otras de la Sra. Satanopoulas. Sigue leyendo Al (Nuberu) Bar Opino

El-cementerio-de-las-pajas-olvidadas

El Cementerio de las Pajas Olvidadas

Bum bum ah ah sí aaah
Bum bum ah ah sí aaah
Sabes las coordenadas
Solo tienes que apretar.
Arde pequeña arde. Delafé.

Hola, amigos (y amigas), ¡qué jodida es la vida!… hace poco me preguntaba un colega que por qué tenía tan abandonado el blog, no sé, contesté, no tengo tiempo, creo que tengo algunas buenas historias pero no acabo de centrarme y sacar un ratoNo lo dejes, tío, si te gusta escribir no lo dejes¿Sabes qué pasa?, yo creo que se me está olvidando escribirEso es imposible, eso es como montar en bicicleta… una vez que aprendes nunca se te olvida… Sigue leyendo El Cementerio de las Pajas Olvidadas

El Día de la Mar Mota.

el día de la Mar Mota

En mi pueblo, Pineda del Talle, hay una tradición que conoce muy poca gente… de hecho sólo la conocemos tres personas… cada 2 de febrero mi vecina Mar Mota Collantes se levanta de la cama muy temprano, y no precisamente para ayudar a su pobre mamá, se despoja de la camiseta de su esquijama y abre de par en par la ventana de su cuarto, que está orientada al norte, y si se la ponen los pezones como para colgar toallas de playa empapadas, que en pleno Valle del Gayola es siempre, se vuelve a la cama, da dos codazos a David Murray de Jesús, su esposo, y le dice:

– David Murray, no sé si este invierno va a durar otras seis semanas o va a terminar en breve, pero hoy me vas a poner el coño como un frigorífico combi no frost… lleno de carne, huevos y leche.

– Tengo la extraña sensación de que esto ya lo he vivido… pero ya lo pensaré en otro momento, que no seré quien rompa este momento tan mágico… al lío.

Y así está el tema. Que la Fuerza os acompañe siempre y en todo lugar.

Photo Credit: Kennymatic

El azote del cuñao… o cómo Vadeocio puede salvarle el día.

Hola, amigos… hoy no os quiero hablar de crisis, os quiero hablar del proyecto de mi amigo Pablo: Vadeocio, con el que además de ganarse dignamente la vida quiere demostrar que nuestra ciudad, Valladolid (que tengo lectores internacionales y no quiero que busquen, todavía pues todo se andará, conciertos en locales de Barnstable, Massachusetts, o en Livorno), no es ese lugar gris dónde algunos decís que nunca hay nada que hacer y sólo se puede pasear Paseo Zorrilla arriba, Paseo Zorrilla abajo vestidos de domingo. Sigue leyendo El azote del cuñao… o cómo Vadeocio puede salvarle el día.