JASP – Jóvenes, pero no tanto, Aunque Sobradamente hasta la Polla.

Hola amigos, ¡qué jodida es la crisis!… todo es malo, si estás mal, malo; pero si estás bien, malo… comienzan las envidias, las comparaciones…

– No te vas a conformar con menos… – dice mi “amigoquedetodosabe

– Bueno, a veces menos es más… – contesto dando a la conversación un rollito “filosófico”.

– Menos es una puta mierda y más, si no es mío, todavía más puta mierda y además yo lo he conseguido mucho más barato que tú en “la interné”, “pringao” – me suelta ese “amigoquedetodosabe” que todos tenemos, a veces en forma de amigo de la infancia, otras marido de la mejor amiga de tu mujer o de cuñado o de suegro o… ¡desuputamadre!, pero lo tienes… y lo sabes.

En fin, así es la vida, ayer fue el día de los trabajadores  y escucho que uno de los problemas de este país es la sobrecualificación… al lío.

La sobrecualificación, bonito palabro, en un país en el que todos sabemos de todo que otro te diga que estás sobrecualificado es la hostia… yo me imagino a mi “amigoquedetodosabe” seleccionando personal:

– No podemos contratarle, no da el perfil… está sobrecualificado.

– Pero…

– Espere, que no he terminado, esta sobrecualificado pero sus conocimientos son una puta mierda, a mí las tres carreras y el Máster que usted tiene me salieron mucho más baratos, los hice por C.C.C. con un “Groupon” y, voy a tutearte porque me sale de los huevos, en mis veintitrés años de experiencia en el sector he cobrado el doble que tú, he follado el triple y corro la maratón en menos tiempo que tú… ¡¡pringao!!

– Bueno, esto ya me parece excesivo, yo me marcho…

– Espera, espera… porque además me tomo los gintonics mejor que tú, tengo una bici de 3.500 pavos y no pago el Whatsapp… a tomar por culo, perdedor.

– Me piro, una curiosidad… ¿usted no ha visto que soy campeón de Europa en Tiro Olímpico?

– Tiro Olímpico, dice el payaso… a mí me vas a hablar de Tiro Olímpico que enseñe a cazar elefantes al Rey… anda vete, “fracasao”.

– Dios mío… quepocosemataenestepais.

Yo tengo un especial afecto por los camareros, no me preguntéis por qué, no sabría explicarlo, y para satisfacer a peña que va por ahí creyendo ser críticos gastronómicos, para servirle un café o una caña o una copa según sus estandares de calidad, los camareros tendrían que estar sobreultramegacualificados…

– Me pones un café, corto de café, con una gota larga de leche, pero sólo si tienes café que no esté cultivado en zona de conflicto, ni en tierras rojas, ni recolectado por niños… negros… aaaaah y muy caliente, pero que no queme.

Para atender correctamente a este tío qué menos que un licenciado en geografía y políticas, ingeniero agrícola, con tres doctorados en, por ejemplo, química, ciencias exactas y en termodinámica.

– Un café descafeinado, con sacarina y leche sin lactosa, porque de soja no tenéis ¿no? Y quería un donuts de esos, ¿sabes si tiene grasas animales? es que soy ovolacteovegetariana y ¿contendrá conservante LX300?, es que si la leche que ponéis con el café es de vacas gallegas, debido al tipo de alimentación, meramente natural, el LX300 cristaliza en el tracto intestinal, eso hace que se me suelte el vientre, y al estar sentada en el baño mucho rato se me duermen las canillas y la última vez al levantarme perdí el equilibrio y me abrí una ceja contra el bidé… y me podías recomendar un libro para esos ratos en la taza es que ya no sé que leer.

Una atención correcta a este elemento precisaría de un ingeniero químico y agrícola, nutricionista, fisioterapeuta, médico especialista en digestivo, decorador de baños e interior y crítico literario… pero la cosa puede empeorar…

– Me pones un gintonic de Bayswater con tónica Schweppes Ginger & Cardamomo, con slice de pomelo renano y de limón de los Monegros, échame un buen “puñao” de botánicos al gusto… con alegría, que la copa parezca una sopa jardinera de sobre.

– Vamos allá…

– ¿Qué hielo usáis?, si puede ser quiero ese hielo obtenido por ósmosis inversa con agua del Alto Miño que soléis tener.

– …

– Y las copas serán las de vidrio soplado de La Granja, ¿no?

– ¿Se lo sirvo en la terraza? – dice el hábil camarero, para quitarse de encima al personajem aunque está pensando “y de Swarovski no te jode”.

– Mejor… pero… ¿tú crees que lloverá o aguantará un poquito el día?, ya sabes que el gintonic con los cambios de presión, como no trates bien la burbuja, pierde mucho en boca.

Para atender a un tío así habría que ser un gran bartender, licenciado en filología inglesa, tener estudios de Botánica, haber conocido en persona al Padre Mundina y a Iñigo el Jardinero de Bricomanía, ser primo de Iceman, maestro soplador en la Real Fábrica de Vidrio de la Granja, meteorólogo, estar iniciados en el Zen y, por encima de todo, saber tratar bien la burbuja.

Buen fin de semana amigos, que la fuerza os acompañe.

Photo Credit: Mark Seton

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s