“Manué”, sangre, sudor, tinta y ganas de tocar los huevos.

 Escrito originalmente el  5 de julio de 2013, hablamos de emigración, de programas televisivos para irse todos a tomar por culo y dejar sitio, hace aparición Manué, un gaditano con mucho arte y un poco de mala leche,  y ese “amigo” del que nunca te acuerdas del nombre pero que te cae bien y, además, tiene historias apasionantes que contarte. 

Hola amigos, ¡qué jodida es la crisis!… dicen que en España si acabas una carrera universitaria sólo tienes tres salidas, por tierra, por mar o por aire… pero es que estos hijos de puta de las televisiones (animados sin duda por la gente que los paga, otros hijos de puta claro) no dejan de animarnos a abandonar nuestro país, Españoles por el Mundo, Castellano Leoneses por el Mundo, Madrileños por el Mundo, Callejeros Viajeros, Vecinos de La Pilarica por Europa… cojones que falta un programa que se llame “Iros todos a tomar por culo”… a este ritmo en breve harán un “Españoles por España”… Me ha dicho un amigo que por Alemania se preguntan “¿Habrá españoles en España?”

Coño que todo es muy bonito, que allí todo el mundo está forrado, que todas y todos han conocido gente perfecta (en su gran mayoría fea de cojones, pero perfecta), que todo es jiji, jaja… que tienen unas casas de puta madre, unos coches que no contaminan y los niños perfectos… como el puto Caillou (pero perfectos), digo yo que alguno habrá que se haya marchado a vivir a Armenia y le hayan ido mal las cosas, algun español estará tirado por la calles de Calcuta (sobre todo si se fue con Colón en busca de tías putas… ¡vale, ya dejo el folclore!)… que alguno habrá montado un chiringuito en la Patagonia y andará a dos velas… ¿o no?. Por no hablar de la adaptación a otras culturas… casualmente el otro día me encuentré con un colega y me contó una inquietante historia sobre estos temas… al lío.

El otro día paseando por la playa vi como un moro se jod… ¡quieto “parao” Alfonsas, que te puede el folclore!… el otro día paseando por Valladolid me encuentro con un antiguo compañero de Universidad en el Pireo (estuvo allí de Erasmus) al que hacía tiempo que no veía:

-¡ Alfoooooonsas tío, cuanto tiempo!

– ¡Qué pashaaaa………. cabrooooooón! – no os voy a engañar, no me acuerdo de su nombre.

– ¿Qué tal la vida, tío?

– Ya sabes… mal, gracias a Dios. Y tú, ¿qué te cuentas, fenómeno? – no hay forma no me acuerdo del nombre.

– Pues aquí tío, con “to’l yetlag” casi “recienaterrizao“.
– ¿De vacaciones, crack? – puto nombre.

– Joder, debes ser el único tío de Valladolid que no te has enterado… como la cosa aquí anda tan jodida, me lié la manta a la cabeza, cogí a la parienta y a los chavales y me piré a China…

– A tomar por culo…

– Sí, a tomar por culo… y más allá, como Buzz Lightyear.

– ¿Y que has hecho por allí, monstruo? – puta memoria…

– De sufrir y de sufrir, Alfonsas…

El tipo es aficionado a la cocina y vio en Callejeros Viajeros que a los chinos les molaba mucho la cocina española, así que decidió montar un restaurante español, parece ser que ya hay unos cuantos pero el tío se lanzó, aunque esa es otra parte de la historia, la que interesa hoy es esta otra. Parece ser que andan locos con la cultura española hasta el punto de que la peña, siguiendo el ejemplo de las estrellas del fútbol y la música china, ha empezado a tatuarse su nombre en español (vamos en alfabeto latino) y me cuenta:

– Tío yo vivía en la zona de Guangxi, y allí es muy típico ir a las playas fluviales del Nainlu o a las playas costeras del Mar de China. Y siempre veía chinos y chinas tatuados, con más dibujos que un libro de ¿Donde está Wally? Hasta ahí todo más o menos normal, pero de repente empecé a ver peña que llevaba tatuados nombres de árbitros de fútbol… Turienzo Álvarez, Mejuto González, Iturralde González, ¡hasta Guruzeta Muro!, llevaban nombres de políticos Rodríguez Zapatero, Gaspar Llamazares, Ana Mato, Pernando Barrena… ¡joder, vi a un tío que llevaba en un gemelo tatuado “Alex Ubago” y en el otro “Ismael Serrano“… ese tío andaba muy mal, literalmente, iba con dos muletas… no me extraña.

– Qué raro, figura… – putísimo nombre.

– Pero eso no es nada, vi a una tía que llevaba en la rabadilla tatuado “En beneficio de todos entren y salgan rápidamente“, otra llevaba “No obstruyan las puertas” y un tío, en el mismo sitio “Dejen salir antes de entrar“… ¡Qué locura!, espaldas que ponía “Ceda el Paso“, “Recuerdo de las Ventas“, “De Madrid al Cielo“, un brazo en el que ponía “Consumir preferentemente antes (ver tapa)“… 

– No me lo puedo creer… fiera.

– Yo flipaba, resulta que un día fui a la playa con un vecino del que me hice amigo, Lin Huang, el tipo se quita la camiseta y llevaba una inscripción super rara en toda la espalda… y le digo:

– Oye Lin, ¿donde te has hecho ese tatuaje tan guapo?

– Pues donde va a ser, donde el gaditano.

– ¿El gaditano?

– Sí, “Manué, el gaditano. Tatuajes I+D eso” el tatuador de moda en Guangxi.

– ¿Y qué pone? Si se puede saber…

– Mi nombre en español y con caracteres latinos.

– ¿Pero tu nombre significa “No aparques en la puerta de mi garaje“?

– No, mi nombre significa “Joven de pelo rojo especialmente dotado“.

– Hostia pues te podía haber tatuado “Teo va al colegio y saca todo sobresaliente” pero te ha puesto “Vado Permanente“.

Buen fin de semana amigos, que la fuerza os acompañe.

Photo Credit: Darwin Bell

Anuncios

3 comentarios en ““Manué”, sangre, sudor, tinta y ganas de tocar los huevos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s