Vestir frac, llevar chaleco, dar la chaqueta…

Dar o pegar la chaqueta: del griego δώσει το σακάκι, dar la brasa hasta la extenuación, sin piedad ni compasión… variante griega del “dices tú de mili”.

Hola amigos, ¡qué jodida es la crisis!… aaay la crisis, lleva a la gente a buscarse la vida, surgen nuevas oportunidades, nuevos nichos de mercado y, y, y… ¡¡suputamadre!!

A mi llamadme insolidario, tío borde o cabrón sin más, pero de un tiempo a esta parte (dos años más o menos) me invade un sentimiento entre el “quitacagüendios” y el “quehostiatemetía” cada vez que alguien con chalequillo y carpetetilla se acerca y me dice ¿tienes un minutillo?, ¿a que este chavalote tan guapetón va a pararse un momentito?¡quepollasdechavalotetanguapetontiapayasa! y así… hasta que un chavalote, esta vez sí que guapetón, te agarra del brazo…

– ¿A que tienes un par de minutillos?, va a ser rápido – te dice.

– ¿Contando el cigarrito de después o no?, ¡guapo! – le contestas, con un sutil movimiento de cabeza y un picarón guiño de ojo derecho.

– …

Mano de santo, el tío te suelta inmediatamente, con la bocaza abierta, cuando reacciona estás lejos, muy lejos… al lío.

Hablando de santos, mi primer verano en Valladolid me enganchan unos testigos de lo que pollas fueran en la Plaza de Toros, dos rubiatos, blanco-enfermos, gafotas de pasta, camisa blanca de manga corta, pantalón y corbata negros y los zapatos de la boda del padre de Frankestein:

– Señor, tendría un momento para hablarle, Jesús el señor nuestro ha venido a usted salvarte.

– No – mentí – tengo prisa

– ¿Acompañamos?, nosotros podemos caminar y hablar con usted.

– Ya veremos, majetes…

Siete de agosto, Valladolid, una del mediodía, esos zapatos, los pantalones negros, la corbata, las pieles blancurrias, me pongo a andar como alma que lleva el diablo, a toda hostia, buscando el sol, ellos que si el Señor, que si el amor, que si… no me paraba ni en los semáforos, a toda hostia, y veeeeenga con Jesús y yo huyendo de la sombra… ellos sin resuello, 37º y subiendo, sudaban como cochinos, giro, Isabel la Católica, más rápido, casi corriendo, sus zapatones se hundían en la brea, Poniente, 38º y medio, Puente Mayor, no corría puta gota de aire, y bajo a la playa… me paro junto al chiringuito (miro el reloj, 2.5km, 12 minutos, buena marca).

– Heeeeemos llegado, ¿un solysombra, majetes?

– No gracias – dicen, angustiados.

– Pues venga, adiós majos, pero antes os voy a decir un par de cosas: manga corta y corbata… por Dios no ¿eh?, y la chaqueta os la habréis dejado en algún sitio pero me la habéis “pegao” a mí enterita, hijosdeputa… ¿un solysombra?

Si no eres vallisoletano puedes pinchar AQUÍ para ver la ruta.

Bueno que me disperso, el caso es que a mí me subleva el tema de la venta agresiva, no respetan ni tu casa, “carterocomercial”, “IberdrolaGasNaturalEndesaysuputamadre”, “Compañiadeselulares”… Hace unos días llaman a casa, yo recién levantado de la siesta, “el contador del agua”, abro, sube un tío, frac verde, chistera verde, cartera verde, bastón verde y una chapa con un teléfono blanco en la solapa, el verde yo creo que era verde manzana, pero no me pronuncio porque soy tío y sólo distingo el verde oscuro del verde claro, no las 356,000 variantes de verde que conocería si fuese la Sra. Satanopoulas.

– Buenas tardes, ¿Alfonsas Satanopoulas?

– El mismo que viste y calza.

– ¿Un sentido le falta?

– ¿Eh?

– Nada, nada… Cobrador del Whatsapp.

– Eeeeeh, ¿no era del agua?

– No señor… venía a hacerle un control rutinario…

– …

– ¿Desde cuando usa nuestro servicio?

– ¿Dos años?

– ¿Foto de perfil?

– No, no tengo, sale la silueta esa… es que no se si poner la foto de otro futbolista , de uno de mis hijos, de la montaña de mi pueblo… o esa maquiavélica imagen amarilla que hizo temblar a los dirigentes del país… aaaaah, terrorífico, el perfil de WhatsApp es un poderoso arma en manos de un niño…

– Mal vamos, perfil mocho… ¿tendrá una frase de estado ingeniosa al menos?

“Hey there! I am using WhatsApp es genial…

– La que venía, vamos… sin emoticonos ni na’ – murmuraba el pollo, no dejaba de garabatear en un papel – ¿ha enviado alguna vez a sus contactos el aviso de que WhatsApp pasará a ser de pago si no lo reenvían a 25 contactos?

– En la puta vida…

– ¿El aviso del abogado que por fin va en serio y va a acabar con las corruptelas del país?

– …

– ¿Algún meme de Julio Iglesias?

– Sí, joder, de un par de ellos o tres…

– Pocos… no me va a quedar más remedio… ¿en cuantos grupos está?

– Cuatro, quizás, cinco o seis.

– Y los tendrá silenciados, claro…

– Sí – murmuré avergonzado.

– Pues no, no me va a quedar más remedio, a partir de mañana WhatsApp será de pago para usted.

– Diooooooooooooos, no por favor, que la cosa está mu’ malita – caí de rodillas, suplicando, al borde del llanto.

– No se ponga así hombre, venga, podemos arreglarlo, así entre nosotros, sin que se entere nadie… Me paga ahora 500 € y le reenvía este mensaje a todos sus contactos (me entregó un sobre)… yo hago la vista gorda y aquí paz y después gloria…

Pues nada, yo me bajé al cajero y le dí los 500 €, pero se va a joder porque no pienso mandar el mensaje a todos los contactos y contaré a todo el mundo las preguntas que hace… aunque él ha cumplido su parte, porque a los dos días solo pagué 0,89€ en el App Store, sin multas, ni recargos ni nada… ¡a tomar por culo!

Buen fin de semana amigos, que la fuerza os acompañe.

PD. Si os gustan la historias de gente con chalequillo y carpetillas os recomiendo pinchar aquí: Microrelatopoulas de chalequitos fosforescentes, carpetillas y boligrafitos.

Photo credit: Sharyn Morrow

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s