Leggings, braga tangas y… ¡que me dejes coño!

Mi número sale registra’o
Parece que a mí tú me has picha’o
Par de veces te he llama’o…
Y tú no contestas el celular…
Quieres que te llame…
Quieres que te llame…
Quieres que te llame…
Quieres que te llame…
Celular. Daddy Yankee (ese gran rapsoda).

Hola, amigos, ¡qué jodida es la crisis!… es tan jodida que ya no nos podemos parar a pensar en las cosas importantes de la vida, por ejemplo, ¿es la abeja Maya una abeja justa?, ¿qué proporción de lycra lleva?, ¿sus amigos modernos le llamarán Leggin Bee?, Leggin Bee… qué gran canción de los Beatles.

Yo me lo pregunto y nunca encuentro una respuesta satisfactoria, no acabo de tenerlo claro, lo que sí que tengo claro, y ahora va un briconsejo, es que sea malla o sea leggin, por favor, siempre braga tanga… y eso es una de las tres verdades (o principios… yo qué sé) universales sobre las que gira la vida (las otras ya os las diré un día que ahora no me acuerdo)… al lío.

Yo a veces tengo un rato para pensar en estas cosas y el otro día estaba dándole vueltas al tema y tiene que sonar el puto teléfono…

– Buenos días, ¿don Alfonsas Satanopoulas?

– El mismo que viste y calza… buenos días.

– Mi nombre es Yanira y le llamo del Banco de Sabadell.

– Qué alegría, muero de ganas de hablar contigo, Yanira. En estos momentos se lo estaba diciendo a mi mujer: “Sra Satanopoulas, ¿sabes lo que me apetecería ahora mismo? Que me llamase Yanira la del Banco de Sabadell a reventarme la vida e intentar venderme algo que no quiero.”

– Pues precisamente quería hablarle de un interesante producto especialmente pensado para usted, queremos ofrecerle un plan de pensiones personalizado que…

– No me interesa.

– ¿Podría saber el motivo, Don Alfonsas?

– Pues sí, Yanira, podrías… pero no te lo voy a decir.

– Quizá quiere usted que le de una cita para acudir a nuestras oficinas y así poder hablarle en persona de este interesante producto.

– A ver, Yanira, ¿qué te hace pensar que si no me interesa hablar de tu interesante producto por teléfono, me va a apetecer ir a tu oficina a que me hables de él?

– Don Alfonsas, quizá cuando conozca en profundidad las ventajas de este interesante producto…

– Mira, Yanira, te voy a colgar, pero apunta este teléfono: 983 X00 1XX.

– Gracias, Don Alfonsas, ¿en qué horario puedo llamarle?

– En horario comercial, Yanira, porque es el teléfono de un centro GAES donde hacen revisiones gratuitas del aparato auditivo a todas las personas, en especial a putas sordas como tú.

Buen fin de semana, amigos. Que la fuerza os acompañe.

Photo credit: julochka

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s