El hijo de Grabiel.

Hola amigos, ¡qué jodida es la crisis! … bueno yo esta semana ni me he enterado, con la liada del blog y tal… ¡qué nervios! y si ahora no me encuentro con ningún colega, si no me pasa una cosa rara en el bus, si no tengo nada que contar… y si, y si…

Andaba tan estresado que me dio por empezar a fumar y justo cuando estaba pidiendo un paquete de Bisontes en el estanco aparece mi amiga María de los Remedios:

– ¡Hombre, Alfonsas!, ¿cómo tú por aquí?.

– Ya ves, a comprar tabaco.

– Si tu nunca has fumado.

– Ya, pero voy a empezar ahora… pero ahora mismito.

– No empieces, que una vez empiezas… mira yo, de todo he intentado. No se ya ni cuantos libros he leído, me han hecho acupuntura, me he puesto parches, he probado la homeopatía… hasta la hipnosis he intentado.

– ¡Hostiaaaaaaa!, cuenta, cuenta… – aquí había algo, lo sabía, post resuelto…

Resulta que mi amiga María de los Remedios había decidido dejar de fumar, pero de verdad, ¡¡la definitiva!!, como lo ha probado todo la comentan que en su barrio hay un gabinete donde aseguran apartarte de todo tipo de adicciones mediante hipnosis,¡¡y este mes hacen 2×1!!, acojonante, dejar de fumar y de morderte las uñas de una sentada… allí se nos presenta nuestra amiga, no sin antes haber recabado información sobre la seriedad del gabinete, todo en orden, garantizado… y eso que el nombre era extraño: “Gabinete Ycortadillo”…

(Inciso, ¿conocéis a Los Gabytos?, los hijos de Gaby, el “payaso serio de la tele”, ¿no?, mejor, ¿sí?, igual la hipnosis os ayuda a olvidarlo).

Bueno allí se presenta, llama a la puerta y le abre la puerta un apuesto joven:

– Buenas tardes, ¿qué deseaba?

– ¡Coño, pero si tu eres José Miguel el policía de barrio!

– Ya, eso es por la mañana, por la tarde soy José Miguel el Terapeuta.

– ¿Joder, tan mal anda el funcionariado?

– Ya te digo, antes yo me sacaba unas pelas como cantautor, pero como el alcalde me mandaba a reventar mis propios conciertos me he tenido que buscar otra segunda ocupación.

– Justicia poética, se llama eso ¿no?

– Velar por el correcto cumplimiento de las ordenanzas municipales de autor, sería más correcto… pero venga pasa… – y allí se metió la amiga con otros cuatro o cinco futuros ex-fumadores.

– Para, para, para… Mari, ¿que te hipnotizó un policía de barrio, antiguo cantautor?, ¿y has dejado de fumar?

– A ver dejar de fumar sí que dejé de fumar… 24 horas justas, luego volví, en lo de hipnotizarme no lo tengo muy claro… yo noté relajación, mucha paz interior, pero era consciente de todo… ¿tú crees que me hipnotizaría?.

– ¿Tú te enterabas de todo?

– Sí.

– ¿Te comiste una cebolla y te sabía a manzana?

– No.

– ¿Te dijo que estabas desnuda aunque estabas vestida y te fuiste corriendo para esconderte?

– No.

– Y la última y definitiva, ¿hiciste la gallina?.

– Por supuesto que no.

– Pues vaya un hipnotizador de mis cojones… espero que al menos te hayas dejado de morder las uñas porque con ese método… de fumar no vas a dejar en la puta vida.

Puuuuuuf, ya me he ido por la ramas y no os he contado la más gorda de la semana , resulta que al salir del estanco, afortunadamente sin Bisontes y me encuentro con mi vecino de enfrente, llevaba un disgusto de tres pares de cojones… al lío.

– ¿Qué pasa Grabiel?.

– Gabriel.

– No, joder, soy Alfonsas… ¿cuando te vas a aprender mi nombre, Grabiel?. Vaya cara, se te ve preocupado.

– Joder, “el Aarón”, el niño, menudo disgusto.

Resulta que Grabiel le había encontrado una publicación “asquerosa” al chaval cuando fueron a hacer la limpieza en su habitación, debajo del colchón lo escondía el angelito… Así que a la hora de comer Grabiel y su mujer empiezan a acosarr al pobre chaval:

– Aarón hijo, ¿no te da vergüenza?, ¿no te hemos dicho mil veces que esas cosas no se hacen? ¡Qué disgusto!

– Pero ¿qué he hecho ahora?

– ¿Qué he hecho?, ¿qué he hecho?… hemos estado limpiando tu habitación y ahí, debajo del colchón estaba ese, ese, ese… ese horror.

– Es que no es mío, es de un amigo y…

– ¡¡Calla depravado!! ¿te parece bonito echar las culpas a un amigo? tu madre y yo matándonos por darte una educación y así nos lo pagas… además si sigues con esta afición te puedes quedar ciego.

– Pero papá…

– Ni papá ni hostias, te puedes quedar ciego y si abusas del tema hasta se te puede secar el cerebro… ya lo decía don Serafín, el sacerdote.

– Papá, no metas a don Serafín en esto, ¿qué va a saber el de estas cosas?…

– ¿Qué ocultas?, ¿qué tiene que ver don Serafín en esto?, ¿no te lo habrá dado él?, estos curas progres…

– Diooooooooooooos mamá, estás enferma… deja a don Serafín… – dice el pobre Aarón intentando coger la mano a su llorosa madre.

– ¡No me toques, degenerado! Ya lo dejamos, pero que sepas que eres una vergüenza para esta familia, ¿qué hemos hecho Dios?, ¿qué hemos hecho con nuestro hijo?

– Padre, mecagüenlaputadeoros, basta ya… tengo 36 años, estoy hasta la punta de la polla de que vengáis a mi casa a limpiarme la habitación y si me sale de los huevos leerme el libro de Belén Esteban pues cojo y me lo leo.

Buen fin de semana amigos, que la fuerza os acompañe.

Por: Doviende

Anuncios

9 comentarios en “El hijo de Grabiel.

  1. No te estarás metiendo con Belén Esteban ¿verdad? Noto en tu texto de hoy una acidez corrosiva vestida de ironía contra la princesa del pueblo.. y ya se sabe que las audiencias son sagradas y que mil millones de moscas no pueden estar equivocadas. Así que cuidadito, Que de ahí a criticar el sistema parlamentario, el bipartidismo y la democracia misma solo hay un paso. Ojo que te estamos vigilando (Obama y yo)

    1. ¡Como voy yo a proferir ofensas contra la corona!, profundo respeto a la princesa del pueblo y sus subditos… Yo todo lo digo desde el cariño, el respeto y la más profunda admiración, of course. Por otro lado nunca criticaría el bipartidismo, esencia misma de la democracia y garante de este magnífico estado de bienestar en el que vivimos… ¡¡faltaría más!!.

      Un abrazo y que la fuerza te acompañe.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s