Si te llaman del seistresseis y otros 5 escritos de Satanopoulas que en su momento, inexplicablemente, a la peña le gustaron.

Hola, amigos, ¡qué jodida es la crisis!… Cuando uno escribe por el mero placer de escribir no espera nada a cambio. En mi caso me basta con saber que alguno sonríe de vez en cuando y pensar en la pasta en psicólogo que me llevo ahorrando varios años. También es cierto que si alguien comparte tu post, comenta en el blog, o en Facebook, ves que algún post se lee más de lo habitual, o te encuentras por la calle y te dice “joder, qué risas”, te pega un pequeño subidón… y el día que te dejan una cerveza pagada en el Nuberu, ese día, ese día… ese día ya os contaré lo que se siente, porque mucho jiji-jaja, pero birra ni una… ¡cabrones!

Os dejo un recopilatorio con las seis entradas más leídas de mi blog y que, inexplicablemente, a la peña (parece) que le gustaron.

1.- Bulería, bulería… los bulos del Alma mía.  (Pinche usted en el título si quiere leer esta historia).

Una apasionante e inquietante historia de bulos, grupos de WhatsApp de AMPAS del colegio, de gente que se preocupa por sus semejantes… Siempre que veo que alguien ha entrado a leerlo, me descojono pensando que le han mandado un WhatsApp con un bulo sobre un timo en un mensaje de SMS y al ir a comprobar en internet (tenéis que ver los términos de búsqueda en Google para llegar al post) si le han timado, se encuentra con la paranoia de un gilipollas como yo.

2.- Hola amigos, ¡qué jodida es la crisis!… el origen. (Pinche usted en el título si quiere leer esta historia).

Mi primer relato del Facebook, mucha gente lo lee, deben pensar que descubrirán de dónde viene mi gilipollez, quizá esperan la historia de un golpe en la pila bautismal, que a una tía mía se le caí de los brazos cuando era un bebé, que mis padres eran primos, un accidente de coche con  terribles  secuelas… en el post no vais a encontrar la respuesta, pero el relato es corto, mola… y yo nací así de tonto (o eso dicen).

3.- Thermomix: cocina o revienta… nos la vida. (Pinche usted en el título si quiere leer esta historia).

Un pequeño guiño a mi padre y su “hamor” a la Thermomix (léase Pherropymer)…  la cosa empieza así “Ooooh, yo amaso mi propio pan y hago masa de croquetas, ¡quita hostias! hablemos de tíos y de paquetes, y de tías y de tetas, de viajar con Ryanair y de preparar las maletas, ¿amasas pan?… ¿te salen ricas las croquetas? háblame del colegio de tus hijos, de pádel y de raquetas, de llamar a tu cuñado para ir a buscar setas, pero las recetas de Thermomix, te las metes, sin vaselina, por el sitio en que te quepan”.

 4.- A la prima se le arrima, y otras rimas que dan grima. (Pinche usted en el título si quiere leer esta historia).

Cuando mi madre decidió que sus amigas dejaran de echarla de los grupos de WhatsApp y después de un par de collejones me dijo: Yo me quedaré sin grupos de WhatsApp, pero tu dejas de escribir barbaridades” y me apuntó al curso “El lenguaje poético: poesía y la prosa poética”. Por cierto: ¿Qué tiene la saliva de una madre? ¿Qué habría pasado si la madre del capitán del Titanic hubiese estado con él el día del accidente?

5.- El hijo de Grabiel. (Pinche usted en el título si quiere leer esta historia).

La inquietante historia de María de los Remedios que quería dejar de fumar, acudió a un terapeuta que por las mañanas era policía de barrio. Que se entrelaza con la historia del hijo de Grabiel, Aarón, al cual le había dado por leer publicaciones guarras.

6.- El microfondista, su mujer y otras cosas del correr. (Pinche usted en el título si quiere leer esta historia).

Esta es una de mis favoritas, ahora he vuelto a correr un poco, soy consciente de que mi auténtico rival soy yo mismo, siempre estiro antes y después, me he recuperado de la fascitis plantar, me masturbo menos porque es ejercicio anaeróbico… Pero lo que más practico es el running tántrico… corro hacia adentro.

Sigo en el pueblo, voy a ver si me tomo unos botellines, o lo que les salga de los huevos ponerme, y recordad, que el tiempo que paséis leyendo mi blog no lo pasáis viendo Mujeres, hombre y viceversa, contando los días para que vuelva Pablo Motos o intentando quitaros de la cabeza “Soy una rumbeeeeeeeeera” si ayer estuvisteis en la verbena de algún pueblo.

Buen fin de semana, amigos. Que la fuerza os acompañe.

Photo credit: JD Hancock

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s