Estamos trabajando en ello.

Hola amigos, ¡qué jodida es la crisis!… es tan jodida que no nos podemos parar a pensar en las cosas importantes de la vida… o sí, la peña estos días me pregunta, ¿y ese bigote?… y de eso se trata…

Sí me he dejado bigote, sí me sé la rima y sí, te voy a contar por qué me lo he dejado y por qué te animo a hacerlo tú también o a colaborar y apoyar a los que lo hacemos… al lío

Todo tiene un motivo:

Dejándote bigote y convirtiéndote en MO BRO o MO SISTA (sí las chicas pueden unirse y no, no hace falta que dejen de depilarse… este chiste se ha hecho tanto…) y participando activamente en la campaña MOVEMBER estarás creando conversación y concienciando sobre la salud masculina y mejorando y aumentando los fondos para la lucha contra los cánceres de próstata y testículos.

Evidentemente si sólo te dejas bigote, no estarás haciendo nada de esto, igual que tirándote un cubo de agua no curabas el ELA, poniendo tu perfil en amarillo en Whatsapp no derrocaste al gobierno o viendo “Tengo una carta para ti”… ¡jóder, qué haces viendo esa mierda!… hay que implicarse, concienciarse, donar… y tal.

Pero si además de un buen motivo, necesitas alguna excusa, te voy a regalar trece excusas cojonudas para dejarte bigote:

  1. Para que según llegues a casa tus hijos, si los tienes, te miren, se miren, se descojonen y así un día y otro y otro… ¿hay algo más bonito que oír la risa de un niño? Que no los tienes, quién te dice que tu nuevo y arrebatador look no te de la oportunidad de intentarlo…
  2. Poder hacerle al barbero el chiste de la navaja de afeitar… yo siempre lo había soñado, soy así de simple. Si te está afeitando una poblada barba un barbero/a, la cosa puede llevar un tiempo y puede caer en la trampa de preguntarte “¿qué tal vamos? ¿necesitas algo?” Y podrás decir: “Sí, otra navaja para defenderme”. Para él/ella no tendrá mucha gracia, pero yo me descojono… lo dicho, soy simple.
  3. Que te cuenten después de décadas el chiste de la ladilla y el bigote del motorista. No esperéis que lo cuente, pero es un chiste vintage que habla de motoristas, ladillas en bigotes, vellos púbicos y tal… ahí lo dejo.
  4. Que te digan que eres como Earl. El protagonista de “My name is Earl”, “Me llamo Earl”… Un tipo que después de una vida “algo” ruin, descubre lo que es el karma lo que hace que se replantee la vida, decide dar un giro a mejor,escribe una lista con todas las malas acciones que ha hecho con el lema de: “Si haces cosas buenas te pasarán cosas buenas” parece un rollo paulocoelhiano pero no… ¿para qué cojones os contaré esto?…
  5. Que te digan que eres como Mauricio Colmenero. Los más “originales” acompañarán la gracia con un movimiento de sus manos en alto y un “Tirí tirí tirí”. Aquí debes tirar del quinto mandamiento del MO BRO y ser un caballero para no decirle que a simple vista no, pero que al rato de hablar con él te has dado cuenta que es igualito que el Luisma y sí, el Luisma es tonto.
  6. Que una tía de la que te importa tres cojones su opinión te diga que te queda mejor la barba, cuando no ha perdido ocasión de decirte que no le gustan las barbas siempre ha podido. El quinto mandamiento del MO BRO en este momento es proverbial… un caballero nunca debe decir a una dama lo mal que está envejeciendo o lo gorda que le hace ese vestido.
  7. Que una atractiva joven te ponga ojitos y te haga gestos lascivos a la salida de un restaurante… aunque si eres un barbudo en excedencia, hace tiempo que sabes que esa simpática joven sólo quiere decirte que tienes sucio el bigote e intenta evitarte el ridículo de pasar la tarde así… cosa que tus amigos no pensaban hacer ni muertos.
  8. Que uno de tus mejores amigos te diga, “Pero Alfonsas, ¿qué te has hecho?”… y tú “Las ingles brasileñas… ¿tanto se me nota?”… y os paséis un rato escojonandoos (o no, en cuyo caso te podrás replantear si verdaderamente necesitas un amigo así de soso… esta podría ser la excusa 8bis la selección natural de relaciones).
  9. Que te te digan que te pareces a un futbolista de los 70 u 80. ¿Y qué hay de malo en ello?, en aquella época los futbolistas eran futbolistas y no modelos, hombres bragados que mataban y morían por sus colores y no por sus botes de gomina y sus perfumes (¡colonia, cojones!). Dame un Arteche, un Migueli, un Bergomi…, si se te ponen técnicos habla con admiración de Uli Stilike, Bernd Schuster, Antonin Panenka o el mismísimo Ratón Ayala… también puedes hablar de Julio Alberto, que no llevaba bigote, pero se ponía fino y nunca habría llamado perfume a la colonia.
  10. Que te confundan con un actor porno de los 70 u 80. Lo mismo, a un barbudo (ahora bigotudo) el porno de los setenta-ochenta no le asusta, buenas pelambreras puestas en su sitio y poco tatuaje, que ahora no sabes si el actor esta practicando sexo con una tía, con un sofá de escai color carne o con un superhumor.
  11. Que te digan que te pareces a Super Mario, no olvidemos que el MO BRO tiene que ser un caballero… pero mirar a la/el joven con cara de “si quieres te enseño a desatrancar cañerías” no hace que dejes de ser caballero, al menos de palabra.
  12. Que te digan que eres como el Frutero de Siete Vidas, te hablen con acento mejicano o te llamen Camarada Alfonsei Satanievich, que te pareces a Cantinflas, Machete, Burt Reynolds, Ned Flanders, Freddie MercuryTom Selleck, Charles Bronson, Pablo Escobar, Bigote Arrocet, Del Bosque o cualquier otro ser humano que haya llevado bigote… pero todos a la vez… algo sorprendente… de hecho he llegado a pensar que si un día quiero atracar un banco, me dejo bigote, lo hago a cara descubierta  y tendré a la policía confundida durante años.
  13. Todos los anteriores se pueden resumir en este: Porque hay a gente que le molesta todo y esto también, y cada vez que te vea se va a joder… sólo por esto merece la pena.

Si estas excusas no te convencen, vuelve al motivo y listos.

Y ahora un “briconsejo”:

Si tu intención es dejarte bigote para parecerte a Aznar, recuerda que se lo ha afeitado y que para parecerte a él puedes intentarlo haciendo 5000 abdominales diarias, no abrir la boca al hablar, haciéndote un peinado vintage con gomina, laca o lo que Dios quiera que se de… y decir con acento chicano “estamos trabajando en elloooo”.

Y ahora, en serio, si quieres donar unos € a la causa (1, 2, 5 ó 500),  aquí te dejo el enlace de mis Mo Bros los BUTCHER BROTHERS. También puedes participar en los eventos bigotudos que organizamos (si no tienes bigote, ya te buscamos uno) y puedes consultar nuestra web BUTCHER BROTHERS VALLADOLID o nuestro Facebook Bigotudo y, por si fuera poco, nuestro Instagram Bigotil.

Buen fin de semana amigos, que la fuerza os acompañe.

Photo Credit: Kristina Alexanderson (Flickr)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s