Me cago en mi puta vida no, lo siguiente.

Allá por el 4 de octubre de 2013 se celebraba el Día Mundial de la Sonrisa, yo no debía andar muy inspirado y, para colmo, no debí de levantarme con buen pie ese día… por otro lado sigo sin aguantar el “esto no, lo siguiente” y el “¿sí o qué?” pero esa es otra historia.

Hola amigos, ¡qué jodida es la crisis!… pero si hay una crisis mala, pero mala, mala, es la crisis de creatividad unida a un carácter sombrío. Es un querer y no poder… es pensar en algo para escribir y que todo lo que salga sea bilis… este viernes no escribo nada…

Pero hoy me levanto y veo que es el Día Mundial de la Sonrisa, venga no voy a llevar la contraria, sonrío… al lío.

Salgo de casa y llueve de cojones, para más INRI me encuentro con un antiguo compañero de clase en el bus, un experto en el tema de libro, ¿qué tal, tío? y esas cosas que os cuento cuando estoy animado… mirad lo que me dice el capullo:

– La vida me va de puta madre, monté un negocio de venta directa y ahora tengo el tractor amarillo de los útiles de cocina y bla, bla, bla…

– ¿El tractor amarillo?, ¿útiles de cocina?, ¿qué coño me estás contando?

– Sí tío, ya sabes, el tractor amarillo… que es lo que se lleva ahoooooora… – tararea el cabrón, boquiabierto me deja, ¿se puede ser más gilipollas?… Sí, se puede, ahí va.

– Tío llevo en exclusiva el Ferrari de los robots de cocina…

– Mira tío, me tengo que bajar ya – a aquello no lo veía yo buen fin.

– ¿Qué pasa, que te estoy dando envidia?, ¿te jode que haya triunfado?… eres un pringao, no pringao no, lo siguiente.

– No tío, no soy lo siguiente, lo siguiente a imbécil, en el diccionario, es imberbe…

– ¿Sí o qué?

– ¡¡¡A tomar por culoooooooooooooooooooooooo!!!. – se abre la puerta, estoy a 5 paradas del trabajo, pero salto, huyo… sé que he perdido la oportunidad de un buen post con semejante elemento, pero no puedo…

Sí, huyo, corro como alma que lleva el diablo, vale que no había tenido mucha paciencia, pero es que a mí esas frasecillas… “El Ferrari de los robots de cocina”, “eres lo siguiente”no eres hijoputa, eres lo siguiente… ¿hijodelagranputa?, ¿hijodelagrandísimaputa?, ¿hijodecienmilputas?“¿sí o qué?”, sí o qué qué…

Me imagino a un médico todo serio que le dice a un paciente:

– Lo siento mucho, vamos a tener que amputar.

– ¿Sí o qué?

– O la gangrena va a subir por su pierna, hasta llegar a los testículos y de ahí va a seguir subiendo y envenenándole los tejidos hasta que fallezca entre horribles dolores … ¿sí o qué?

El caso es que en mi intento de huir, una tipa no respeta un paso de peatones y me atropella, no fue grave, pero lo justo para darme un revolcón del quince, yo me levanto y con toda la educación, respeto y buen rollo que arrastro estos días, le hago ver lo zorra asquerosa que es, lo repulsivo que es su coche y las ganas de romperla la luneta trasera que me habían entrado de repente… la tía me intenta calmar:

– Tranquilo barbitas, que tampoco es para ponerse así, si han sido unos rasguños de nada, ¡que hay que tomarse la vida de otra manera!, ¡con alegría!, ¡sonríe amigo, que es el Día Mundial de la Sonrisa!

– Pues mira, yo sonreiría y sería muy feliz si ahora mismo por la puerta trasera de esa furgoneta de RETO saliese la campeona del mundo de lucha grecorromana en albornoz, te arrancase dos puñaos de pelos y se los entregase a un chaman de la tribu de los Chipewas para que hiciese un conjuro con el que se te cayesen todos los putos dientes, que con ellos los de Tous hiciesen un collar a Belén Esteban para que lo luciese en el Sálvame Deluxe mientras desvela que tu marido te pone los cuernos con Falete… que detrás de la luchadora se bajase Pilar Bardem vestida de Cruella de Vil, te quitase las gafotas, las pisoteara y te dijera que eres una zorra y un instrumento de opresión al proletariado de esta mierda de sistema capitalista mientras te infla a collejas y después viniese…

– Oye, ¿no te estás calentando un poco?

– No, te estoy regalando el Ferrari de mis peores deseos.

-¿Sí o qué?

Buen fin de semana, amigos. Que la fuerza os acompañe.

PD: No sé si existe la lucha grecorromana en albornoz, pero molaría.

Photo Credit: Jonathan

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s