13 dudas sobre el perro Mistetas que te gustaría resolver y te vas a quedar con las ganas… o no.

Hola amigos, ¡qué jodida es la crisis!… es tan jodida que no nos preocupamos de lo importante de la vida… por ejemplo de la cultura, de nuestra historia como pueblo, del legado de nuestros antepasados, nuestro acervo cultural… y tal y tal y tal… 

Últimamente he estado dando vueltas a la injusticia que es que el mítico chiste del perro llamado Mistetas no haya sido declarado aún Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO. Mistetas es una parte de nuestra tradición oral, que ha pasado de generación en generación y sin el cual sería imposible pasar al estadio del fantasma de los ojos azules, al de los perros del Curro que no dejan dormir, o el salto al humor europeísta, con su inglés, su francés y su español, por no hablar de las leyendas del ciclo jaimítico

Pensando en tan tremenda injusticia me han ido surgiendo dudas sobre tan insigne animal, su dueña y el agente de los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado, tercer protagonista, en este caso involuntario, del maravilloso chiste… al lío.

1.- ¿De qué raza era el mítico Mistetas? ¿Era de raza pura, tenía pedigrí, era un cruce… era pequinés, requinés o perriquín, chihuahua, gran danés, san bernardo o samoyedo, mastín, presa canario o bóxer…?

2.- ¿Qué tipo de perro era? No me refiero a raza, hablo de otra cosa. Hay perros pastores, de caza, lazarillos y guardianes, policía, perropatada, quinclero, follacojines, lamecoños, soplanucas… y, los que más me gustan a mí, perros follapiernas:

Esos entrañables animalillos que de repente te abrazan una pierna, se ponen cariñosos y empiezan a frotar su ciruelo contra tu pierna. Son un puto asco y un peligro, cuando el perro es grande y viene hacia a ti con el ciruelo duro cual picha de novio, te dan ganas de bajarte los pantalones y ponerte a cuatro patas y que te la meta porque como te de mal en la pierna con ese badajo te puede romper tibia, peroné, y llevarse por delante menisco y ligamentos… y, a nuestra edad, la recuperación de esa lesión es complicada.

3.- ¿Era adoptado o comprado? Actualmente es algo fundamental. Un día mi amigo que de todo sabe apareció con un perro, yo me limité a acariciar la cabeza del perro y decir que qué bonito era… Mi amigo me miraba, yo miraba al perro, el perro le miraba a él, él me miraba a mí, yo, yo, yo… no pude aguantar la tensión:

– Mola mucho, siempre quise tener uno igual – mentí – ¿qué raza es?

– ¿Acaso eso importa? Es adoptado, comprar perros ya no se lleva, hay que adoptar… También es verdad que yo lo he adoptado de un millonario que acaba de descubrir que su hijo es alérgico a la baba de perro, pringaaaaaaaao, ¡sacrificas a tu hijo, soplapollas!, este perro es de la mejor raza del mundo según la revista Todo Dueños de Perros Mejores Que Muchos Humanos Deluxe, sólo hay tres en Europa y me ha salido gratis… ja, ja. ja… qué pringao… ¡hazte otro hijo, caranabo!, mira que regalar el perro…

4.- ¿Mistetas era macho o hembra? ¿Estaba capado? ¿Esterilizada quizás? ¿Habrá pequeños Mistetas circulando entre nosotros?… Ojalà.

5.- ¿Cómo era la dueña de Mistetas? ¿Estaba buena o era maja? No os dejéis llevar por las apariencias, que el policía estuviera encantado ante la posibilidad de verle las tetas no quiere decir nada, los tíos estando el verbo ver y el sustantivo tetas en una misma frase perdemos todo criterio.

6.- El agente, ¿era hombre o mujer? Hombre, sin duda, lo cual quizá salvase el chiste, porque la mujer policía al oír la pregunta, hubiese mirado el escote de la señora, seguramente hubiese pensado “sí, y son operadas” o “sí, y están caídas” y hubiese puesto su atención en buscar al cánido, no en meter fichas a una ciudadana en apuros.

7.- ¿Quién fue la primera persona en contar el chiste? Los investigadores no se ponen de acuerdo en si fue Caín o Abel, tuvieron que ser ellos, ¿nos son los dos primeros niños de la Creación?

– Papá, papá, te voy a contar un chiste que me he inventado…

– Quita Abel de los huevos, que me lo he inventado yo…

– Que me dejes… Había una señora adoptó un pe… aaaaaaaaaaaaay… paaaaapá que Caín me está dando hostias en la cabeza con una quijada de asno.

– Es que es un copiota y…

– Arreglar las cosas entre vosotros que bastante tengo yo con vigilar que tu madre no robe la fruta al vecino…

8.- ¿Apareció alguna vez Mistetas o no? ¿Había visto el policía a Mistetas y después de hacer la gracia colaboró en la búsqueda? Si nunca apareció y la mujer siguió buscando, entraría en un bucle infinito de havistoustedaMistetas – noperomeencantaríaverlas.

9.- ¿Iba mis tetas atado?, ¿llevaba bozal?, ¿tenía chip?, ¿estaba vacunado?… ¿recogía las mierdas del perro la señora o era una hijadelagrandísimaputa, de las que tanto abundan, que llevan la misma bolsa durante años en la mano para disimular?

10.- ¿Dijo ha visto usted a Mistetas o mis tetas? Sutil diferencia, pero si preguntó ¿a visto usted a Mistetas? Buscaba al perro. Si utilizó la segunda formula, puede que buscase otra cosa.

11.- ¿A partir de que edad unos padres preocupados por el correcto desarrollo intelectual de su hijo tienen que preocuparse si no ha contado el chiste? ¿A partir de qué edad tienen que preocuparse si lo sigue contando? Yo conozco a alguno de 40 años que lo sigue contando y, lo que es peor, tiene derecho a voto.

12.- ¿El perro Mishuevos era hermano de Mistetas? Ese pequeño impostor ha vivido a la sombra del éxito de su hermano/a durante generaciones… Por Dios ¿alguna mujer policía contestó alguna vez al dueño de Mishuevos no, pero me encantaría verlos? Lo dudo.

13.- La dueña de Mistetas, en caso de tener hijos, ¿cuántas horas de digestión calcularía antes de que estos pudieran volver a bañarse después de comer? Ya sé que esto parece no tener trascendencia en el tema que nos ocupa, pero yo , antes de conocer a la Sra. Satanopoulas, siempre que una mujer atractiva me preguntaba: Barbitas, ¿has visto mis tetas? me hacía esa pregunta para saber si sería una buena madre para mis hijos, antes de contestarla ¿Lo haría también nuestro amigo policía?

Buen fin de semana, amigos. Que la fuerza os acompañe.

Imagen de por ahí.

Anuncios

Un comentario en “13 dudas sobre el perro Mistetas que te gustaría resolver y te vas a quedar con las ganas… o no.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s