Alergia, aeropuertos, puticlubs y gintonics.

Hola amigos, ¡qué jodida es la crisis!… y qué jodida es la gente, aquí eres un cabrón, un hijoputa y mil cosas más, ahora que te mueres y ya eres un tío de puta madre, inmejorable, un ejemplo…

Hace unos años allá en Grecia, estando yo con alergia, por cierto, aparece por el Georgios Karaiskakis, estadio del Olimpiakos, un tipo preguntando por el entrenador:

– Necesito hablar con ese cabrón.

– Pues lo siento pero…

– Valiente hijo de puta, no hay tío más perro, más malo, traicionero, arrastrado, lameculos, borracho, putero, binguero… – yo intentaba cortar aquello, la alergia me tenía jodido, chorreando mocos, lagrimones como puños…

– Joooder, un respeto, el entrenador… se, se, se… ha ido – consigo decir entre lagrimas y sorbidas de mocos.

– ¡¡Vamos no me jodas!! si era un chaval, no puede ser, en la flor de la vida, con lo que ha sido para mí, un tío con dos cojones, amigo de sus amigos, que saludaba a todo el mundo.

– Perdón, es que con estos mocos no me ha entendido – intentaba explicarme.

– Alto y claro, tranquilo chaval, entiendo que estés afectado… a mí se me ha caído el mundo encima. Se lo merecía todo, este hombre merece un homenaje.

– Que se ha ido…

– Hay que poner su nombre a este estadio.

– Se ha ido…

– ¡Qué cojones al estadio! A la Plaza Mayor de El Pireo, ¡no joder, a la plaza no!, al aeropuerto.

– … al puticlub – conseguí acabar.

– Sí señor, tú si que sabes, barbitas, su nombre a un puticlub… y a un gintonic.

Así somos… en fin, me llama mi amigo “el Villegas”, mítico Villegas, “vente pa’l Nuberu”, y me encuentro que estaba con el Yona, el gurú del “emperdimiento”, mítico fundador de los “Comandos Piroperos”… al lío.

– Alfoooooonsas, mira a quién me he traído, después de leer tu post sobre este figura decidí contactar con él para desarrollar unas ideas.

– No jodas que os habéis asociado… Juanjo, pon unos solysombras, que esto va para largo.

Y ahí conocí el proyecto “Hay una hostia para ti”, después de reflexionar sobre la discografía de Victor Manuel, pensar a donde van los besos que no damos, pensar dónde van los botellines que invitamos y no tomamos, Villegas pensó: ¿A dónde van las hostias que no damos y nos quedamos con las ganas de dar?

– ¡Menudo fiera el Villegas! – por primera vez habla Yona – ha conseguido financiación europea, hemos contratado a unos cuantos jóvenes”mazaos” y sobradamente parados y hemos desarrollado una app para IOS y Android “App Orellos”.

– …

– Nuestros asociados pagan una pequeña cuota mensual, con una oferta de lanzamiento de 5 hostias gratis, una vez que prueban ni Dios se da de baja.

– Cuenta, cuenta…

– Mira tío, tú vas por la calle, el típico hijoputa que no recoge las mierdas de los perros… haces un check-in con la app y en cinco minutos un joven, con el indice de la mano derecha le da un toque en el hombro al dueño del perro y según se gira le mete un hostión a mano abierta mientras dice “Tuya es, tuya es… mía no”.

– No jodas…

– Ves un tío aparcando en las plazas de discapacitados… check-in y foto al coche. En unos minutos, toquecito en el hombro, hostión y “Tuya es, tuya es… mía no” y se le quema el coche. Un pollo está constantemente enviándote invitaciones al Candy Crash Saga, bulos por whatsapp… check-in, llaman a su puerta, “¿Quién?”, “Lectura del contador”, abren la puerta, el joven “mazao” le señala para arriba, el tío indefectiblemente mira, y el jovenzuelo le suelta un sopapo a mano abierta que le tiemblan las orejas, “Tuya es, tuya es… mía no

– ¡Qué “pashada”!

– Si tienes un amigo que se cree gracioso y que escribe un blog.

– Esa parte ya no me la cuentes que a mi casa han venido a leerme el contador tres veces esta semana, todavía me tiemblan las orejas.

– Ahora el Villegas ha abierto una línea de negocio que va a ser la hostia, “La Esposa de Guardia

– ¿Cómo?

– Tú has estado alguna vez a media tarde en un garito de esos que llaman “afterguork

– Una… o ninguna.

– Allí hay “cienes” de tíos cincuentones, trajeados, que se quedan mirando a las camareras, jovencitas que podrían ser las hijas de sus hijas, desnudándolas con la mirada, diciendo gracias a los amigos, “trajes de saliva” “bufanda con las piernas” y otras cosas poéticas… y con la boca abierta, babeando, que solo toman un gintonic porque se les va llenando con sus propias babas…

– Ya te digo.

– Pues gracias a las socias de “La Esposa de Guardia”, con la colaboración del Instituto de la Mujer, Save de Waiter y Greentonic (una filial de Greenpeace para que te puedas tomar un gintonic en paz), ese espectáculo se acabó.

– Venga ya…

– Desde ahora en cada “afterguork” habrá una señora de mediana edad, tomándose una infusión, con las rodillas junticas, el bolso sobre esas rodillas y cada vez que vea un espectáculo como el descrito se levantará, se pondrá el bolso en el antebrazo, se acercará sigilosamente, atizará al baboso un collejón que hará temblar sus peludas orejas y le dirá: “¿quémirastíobaboso?, andaytirapacasaquepodríasertunieta

– ¡¡Grande Villegas!!

– El día que se muera habrá que ponerle su nombre a un puticlub.

– O a un aeropuerto y un gintonic.

Buen fin de semana amigos, que la fuerza os acompañe.

Photo Credit: Tony Alter

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s