Archivo de la etiqueta: Historias Etílicas

El-cementerio-de-las-pajas-olvidadas

El Cementerio de las Pajas Olvidadas

Bum bum ah ah sí aaah
Bum bum ah ah sí aaah
Sabes las coordenadas
Solo tienes que apretar.
Arde pequeña arde. Delafé.

Hola, amigos (y amigas), ¡qué jodida es la vida!… hace poco me preguntaba un colega que por qué tenía tan abandonado el blog, no sé, contesté, no tengo tiempo, creo que tengo algunas buenas historias pero no acabo de centrarme y sacar un ratoNo lo dejes, tío, si te gusta escribir no lo dejes¿Sabes qué pasa?, yo creo que se me está olvidando escribirEso es imposible, eso es como montar en bicicleta… una vez que aprendes nunca se te olvida… Sigue leyendo El Cementerio de las Pajas Olvidadas

Visitas de ultratumba(n) que tumba(n) que pe.

Dime si es verdad
que al fin descansas.
Dime si es verdad,
no oigo tu voz.

Cuéntame que ves
tan lejos,
al otro lado del
espejo.

Ouija. Los Enemigos.

Hola, amigos, ¡qué jodida es la crisis!… y jodidas son las preguntas que te torturan y eres consciente que nunca encontrarás respuesta para ellas, por ejemplo, ¿Morgan Freeman alguna vez cuando sale de la ducha y limpia el espejo empañado se asusta pensando que se le ha aparecido Nelson Mandela? ¿Robert de Niro alguna vez se ha presentado como: Soy Al Pacino no, el otro?… al lío. Sigue leyendo Visitas de ultratumba(n) que tumba(n) que pe.

Tú no, pringao, pero ¡eh!… yo controlo.

Perdidos en el pelotón,
salvados a contrarreloj,
en brazos del sofá, van
nadando en contrapedal,
hundidos en la general,
pero a flote.
Tour de Francia. Vetusta Morla

Hola, amigos, ¡qué jodida es la crisis!… ¿qué fue primero el sillín o la bicicleta? Habrá a quien le parezca una pregunta sin trascendencia, pero a mí no me lo parece… no no me parece lo mismo que el orden fuese uno u otro. Sigue leyendo Tú no, pringao, pero ¡eh!… yo controlo.

La autoridades advertidoras advierten que advertir sin moderación puede causar daños inadvertidos.

Te voy a escribir la canción más bonita del mundo,
voy a capturar nuestra historia en tan solo un segundo.
La Oreja de Van Gogh

Hola, amigos, ¡vaya ful de blog!… me gustó el comentario, no sé si dejarlo así definitivamente… es como un aviso a navegantes, las autoridades blogueras advierten que vaya ful de blog, y ya la gente decide si seguir leyendo o no… Sigue leyendo La autoridades advertidoras advierten que advertir sin moderación puede causar daños inadvertidos.

La vida es eso que pasa mientras piensas: ¿caña, tercio o botellín?

Hola amigos, ¡qué jodida es la crisis!… es tan jodida que no nos da tiempo a preguntarnos sobre las cosas importantes de la vida… Últimamente he entrado en una etapa en la que me pregunto sobre temas religiosos, tengo dudas…   ¿quién reservó la mesa de la Última Cena? Sigue leyendo La vida es eso que pasa mientras piensas: ¿caña, tercio o botellín?

Tardes de domingo sin fútbol.

Hola amigos, ¡qué jodida es la crisis!… es tan jodida que no nos da tiempo a preguntarnos sobre las cosas importantes de la vida… ¿cuándo Dios creó el mundo tenía Youtube? Yo creo que sí, pero lo creó en ocho días, el primero creó Youtube y buscó tutoriales sobre creación, no encontró nada y por la tarde, consciente de su error, creo a los sudamericanos; al día siguiente tenía petado Youtube de tutoriales de como crear la luz, separar cielos y tierras, fofuchas con barro y costillas y bla, bla, bla… Sigue leyendo Tardes de domingo sin fútbol.

Microrelatopoulas de dichos populares, desorientación y un toque de amor filial.

Publicado originalmente del 28 de octubre de 2013 en mi facebook, hay veces que te lías, te lías, pasa lo que pasa y tropiezas dos veces en la misma piedra.

– “¡¡Sábado, sabadete, camisa nueva…!!”

– Papá, te has vuelto a equivocar de habitación, además es viernes, llevas desde el lunes “jugando al padel” con los amigos… casi mejor vete a dormir al sofá, que me da a mí que a mamá le va a doler la cabeza.

– Gracias, hija.

– Hijo.

– Hijo.

Buena semana y que la fuerza os acompañe.

 

 

 

 

Photo Credit: ⣫⣤⣇⣤

 

Microrelatopoulas de prepotencia, soberbia, paciencia extrema y desubicación espacio – temporal.

Microrelato publicado allá por noviembre de 2013, esos chefs que encuentran pegas hasta a los bocadillos de nocilla que les hacen las madres a los niños cuando salen de clase de natación y que detectan los matices del Fairy con el que has lavado el plato en el que has puesto la harina para rebozar los filetes de melva…

Alfredo Pichote visiblemente alterado exigió la presencia inmediata del chef.

– A ver Alfredo, ¿qué cojones quieres ahora?

– ¿Cómo te atreves a hablarme así?… Bueno, da igual… después de esto… ¿Tú has visto esto? Es algo indigno de un chef, ¡¡Dioooos, qué olores!!, horrenda combinación… la apariencia no es del todo mala, pero en boca es una cosa plana, no dice nada… esto… esto es una mierda.

– Mira Alfredo, te voy a decir cinco cosas: deja el alcohol y las drogas, estamos en un cuarto de baño, efectivamente esto es una mierda, la has cagado tú… y voy a tirar de la cadena que al final va a morir alguien.

– ¡¡Coge tus cuchillos y vete, no eres digno de continuar en este “pograma”…!!

– Coge tu cubata y vete tú, Alfredo, que estamos en mi Dönner Kebab y tengo jaleo.

Buena semana y que la fuerza os acompañe.

Photo credit: JonoTakesPhotos

De buenos propósitos, despropósitos y cerveza calentorra.

Hola amigos, ¡qué jodida es la crisis!… qué jodida es… qué jodida es… ¿me habéis echado de menos?, ¿no?… me lo imaginaba… pero os jodéis que aquí estoy de nuevo… ¿a que es jodida?…

Hace dos largos meses que no escribo una nueva historia de esas de viernes, y aquí vuelvo, como nuevo, como siempre… bueno, como siempre no, más gordo… no pasa nada, me he hecho mis propósitos para después de verano y esto lo arreglo yo en nada.

¿Buenos propósitos? Sí, un montón. Lo primero el gimnasio, he pagado la nueva Cuota Si Ir Voy, es una que por 5€ al mes te dejan entrar al vestuario, estirar, entrar en el sala de musculación, mirarte al espejo, saludar a los mazaos,  volver a estirar, ducharte e irte.

– ¿Y puedes tocar los aparatos en la sala de musculación? – me pegunta un colega.

– Por poder… pero a los chavales no creo que les hiciese gracia que un elemento como yo les fuese tocando el mango, así que paso…

En realidad en lo que me he volcado es en las colecciones por fascículos, me he pillado “El Inglés en 6 palabras”, con el primer fascículo te regalan una casete en la que Ana Botella declama versos de Lord Byron. También me he pillado un curso de monologista y cómico, el vídeo (VHS por supuesto) de introducción “Cómo ser el alma de la fiesta” lo protagoniza Vicente del Bosque, no veáis como imita a Chiquito y a Torrente el tío… acojonante. También me he pillado un “Curso de Seducción y Amor Galante”, por si al final se me va la vista detrás de las chavalas en el gimnasio y mi señora se enfada… con el primer fascículo te regalan una maqueta de un ascensor y el Manual  “Ligar en el ascensor sin hablar del tiempo” firmado por D. Javier León de la Riva… la hostia… pero mi favorita es “Grandes Pajas de la Historia”, con el fascículo uno te regalan un facsímil del papiro higiénico que uso Marco Antonio la primera vez que se la afiló pensando en Cleopatra… no vivo en mí esperando el del hombre de Atapuerca y la Duquesa de Alba… al lío.

Para cerrar el verano me invitó mi amigo el Aitor a una rave. El tío me llevó a un pinar, la música no estaba mal, house, trance… algo que se agradece cuando vas a un tío que tiene tatuado al Arrebato  y su chica es la presidenta del club de fans del interfecto (ir a Arrebato de Hamor).

Según llegamos venga cervezas, y venga a pasarme canutos, yo pasando, que si te quieres comer unas setas, que si paso que mi mujer no me deja, que si unas pirulas, que paso de meterme nada, que si otra cerveza, que si un gintonic, sin hielo, sin botánicos, sin copa de balón, sin la burbuja bien tratada, que si otros quince, ya sin burbuja ni nada, que si ya no tengo edad para esta cosas, que si un bafle más cómodo que el copón, que si estoy medio gilipollas, que si me quedo dormido dentro, que si me despierto, que si la música seguía, que si eran las tres de la tarde, que si hacía 40ºC a la sombra, que si yo con la cabeza como si en vez de salir del bafle se me hubiese metido dentro, que si mi cuerpo como si “mamá deben haber sido las patatas bravas, o la pizza, o el kebab o habré cenado en un chino o algo”, que si mi cara como si “hijo ¿tú te drogas?, venga que a mí me lo puedes contar…”, que si allí quedaban cuatro colgados bailando… que si a lo lejos veo el coche del Aitor… que si me acerco casi a rastras… que si…

Allí estaba el coche del Aitor, por el movimiento rítmico, por los gritos de la Yaiza y del Aitor, por las gotas de vaho que resbalaban por los cristales del coche, por los cuerpos desnudos que se adivinaban… me di la vuelta lo más sigilosamente que pude… de repente escucho a mis espaldas.

– ¡Alfoooooonsas!, ¡Alfooooooonsas, espera tío! Joder, me tenías preocupado – era el Aitor, en pelotas y con la chorra palpitando como si le hubieran dado un martillazo – ¿Dónde te habías metido?

– Estoooo, eeeeeh, pueessss… es una larga historia…

– Joder, una larga historia del Alfonsas, venga cuéntamela, vamos a tomarnos unas cervezas que tengo en el maletero.

– Paso tío, que estará “toa” calentorra.

– Joder pues seguro  que lo estará, si nos has “pillao en to lo alto”, mira cómo estoy yo… “to palote”, pero ante una larga historia de mi amigo griego y seis latas de cerveza… que se joda y espere.

Buen fin de semana amigos, que la fuerza os acompañe.

Photo Credit: Dennis Jarvis 

Amigos místicos, viajes iniciáticos y diskettes de 3.5

Hola amigos, ¡qué jodida es la crisis!… aunque lo de siempre, en verano y con vacaciones todo se ve de otra manera. Aaaaaaaay las vacaciones, los viajes, el no hacer nada, el tocarse los huevos…

Hay gente que combina perfectamente el viajar y no hacer nada, nada más que tocar los huevos a los demás, que también tiene mérito. Sigue leyendo Amigos místicos, viajes iniciáticos y diskettes de 3.5