Archivo de la etiqueta: Olimpiakos

Sé lo que me hicisteis en la última endoscopia.

Por arriba, por abajo,

calentitos, bien pegados .

Por arriba, por abajo…

Por arriba, por abajo. Ricky Martin.

Hola, amigos, ¡qué jodida es la crisis!… qué jodidos son los martes y trece, si pasas por la calle, ves una escalera en la que está subida una rubia teñida y sin depilar y pasas por debajo, ¿dará doble mala suerte? Yo digo que sí, porque además de pasar por debajo de una escalera es probable que si miras hacia arriba veas que también te estás cruzando con un gato negro… Sigue leyendo Sé lo que me hicisteis en la última endoscopia.

Anuncios

Que le den mucho por nulo.

Por más que me pregunto
No encuentro la razón
Ay qué dolor, para dejarme así
Ay qué dolor, sin una explicación
Ay qué dolor, ay que dolooooooor…
Ay qué dolor. Los Chunguitos.

Hola, amigos, ¡qué jodida es la crisis!… y qué jodido es decidir quien va a ser el responsable único de nuestros males en los próximos cuatro años… no sé si estaremos eligiendo por encima de nuestras posibilidades, lo que sí sé es que unos cuantos están (estáis) dándome consejos por encima de mis y sus (vuestras) posibilidades. Sigue leyendo Que le den mucho por nulo.

Little Trouble in Big China (I) Si tú me dices chino, chino, chino del alma…

Este escrito salío a la luz del 19 de julio de 2013, sorprendentemente, hablabamos por entonces de Barcenas, de los E.R.E.S., de futbolistas que lloran… y seguimos hablando de ello… os cuento la historia de mi amigo, del que nunca me acuerdo del nombre, que se fue a montar un negocio a China y se tuvo que volver con el rabo entre las piernas (por cierto, qué postura más incómoda)… todo adornado de tópicos y alguna que otra leyenda urbana… ¡cómo debe de ser!

Hola amigos, ¡qué jodida es la crisis!… aquí seguimos, que si dinero A, que si dinero B, que si Bárcenas, que si los ERES, que si su mismísima puta madre… y el otro día vi como un futbolista lloraba como una “mandalena” porque se despedía de su equipo de toda la vida para irse uno de los clubes más importantes del mundo (dicen, que a mi me sacas de los colores rojiblancos de mi Olimpiakos…), como si le hubiesen obligado a irse, pobrecito mío… pero bueno, ya me lo dice un amigo siempre “las penas con billetes de 500 son menos penas“.

Vamos a ver, que hay inquietud, la gente me para por la calle (y lo juro” jurao”) para preguntarme si de verdad tengo un amigo que tiene un restaurante en China… (pincha aquí para saber el porqué de estas preguntas), ¡madre de Dios, qué preguntas!… no “sus” enteráis de nada… pues claro que no tengo un amigo que tiene un restaurante en China… tengo un amigo que ” t – e – n – í – a” un restaurante en China y se tuvo que volver, ¿por qué?, pues porque no es oro todo lo que reluce… al lío. Sigue leyendo Little Trouble in Big China (I) Si tú me dices chino, chino, chino del alma…

Amigos místicos, viajes iniciáticos y diskettes de 3.5

Hola amigos, ¡qué jodida es la crisis!… aunque lo de siempre, en verano y con vacaciones todo se ve de otra manera. Aaaaaaaay las vacaciones, los viajes, el no hacer nada, el tocarse los huevos…

Hay gente que combina perfectamente el viajar y no hacer nada, nada más que tocar los huevos a los demás, que también tiene mérito. Sigue leyendo Amigos místicos, viajes iniciáticos y diskettes de 3.5

Alergia, aeropuertos, puticlubs y gintonics.

Hola amigos, ¡qué jodida es la crisis!… y qué jodida es la gente, aquí eres un cabrón, un hijoputa y mil cosas más, ahora que te mueres y ya eres un tío de puta madre, inmejorable, un ejemplo…

Hace unos años allá en Grecia, estando yo con alergia, por cierto, aparece por el Georgios Karaiskakis, estadio del Olimpiakos, un tipo preguntando por el entrenador:

– Necesito hablar con ese cabrón.

– Pues lo siento pero…

Sigue leyendo Alergia, aeropuertos, puticlubs y gintonics.

Media vida a rastras y a contraluz.

Hola amigos, ¡qué jodida es la crisis!… ahora, que haciendo calorcito y una vez que sale el sol todo el mundo está como más contento, eso sí, a la peña se le va la pinza… y mucho. El otro día he tenido que llamar la atención a una señora que iba en top-less por el Paseo Zorrilla a las 3 y media de la tarde:

– Señora, no me parece de recibo que vaya a estas horas dirección Plaza Desnuda, semi zorrilla… perdón semi desnuda en dirección Plaza de Zorrilla.

– Mira barbitas, con el solito y el calorcito que hace voy como me da la gana, ¿te molesta?

-Pues sí señora, el sol me molesta de cojones y no puedo verla bien esas tetorras, y para colmo me viene a contraluz y no puedo ni hacer una foto en condiciones.

– ¿Algo más, payaso?

– Sí, ¿la importa darse la vuelta y le hago una fotito con mejor luz?, que no es pa’ mí, que es pa’l instagram.

El sol y los primeros días de calor siempre me recuerdan a mi ex-compañero del Olimpiakos el costamarfileño Jérôme Badajoise, un pedazo de ser humano de dos metros y piel de ébano, con el que compartí vestuario y aventuras. Su primera primavera en Grecia se empeña en ir a una playa nudista a Plakias, en Creta, al primer rayo de sol… al lío

Os imagináis que Jérôme cumplía el tópico del tamaño del miembro, pues claro coño, en el equipo era conocido como la Mamba de Bas-Sassandra, al igual que este peligroso reptil africano su tamaño oscilaba entre los 2,5 y los 4,5 metros… tumbado.

Tal era el calibre del aparato que se tuvo que someter a un tratamiento revolucionario para provocarle simultáneamente Eyaculación Precoz y un Trastorno de Déficit de Atención, si estaba más de dos minutos en erección, no solo se acumulaba toda la sangre en la chorra y perdía el conocimiento (esto es más habitual en una parte de la población de lo que se cree) sino que tardaba tanto tiempo en volverle a circular la sangre normalmente que se le necrosaban las extremidades y en un par de relaciones sexuales muy intensas los médicos pensaron que iba a sufrir daños cerebrales irreversibles y necesitó rehabilitación.

Y os preguntaréis ¿por qué Trastorno de Déficit de Atención?, los médicos suponían que al no poder fijar su atención durante mucho tiempo en una misma actividad sus encuentros sexuales se prolongarían mucho, esto no siempre funcionaba porque a veces en mitad de un polvo se despistaba y lo dejaba para hacerse una paja y claro, así no.

Vuelvo al asunto de la playa, allá nos fuimos con Josu Jon Illiescu y Bruce Leezowski, nada más llegar y quedarnos en bolas, tiramos para el chiringuito, pedimos unos botellines y nos sentamos en el tronco de un árbol, venga risas y venga botellines, hasta que Jérôme que llevaba todo el rato callado nos dice:

– Si tenéis la amabilidad de retirar los botellines y levantar vuestras posaderas de mi cipote, igual me puedo dar un baño.

Nos levantamos, él se sacudió la arena, los botellines y las cascaras de cacahuetes salados y tiró para el agua, se introdujo con la natural y salvaje elegancia que caracterizaba a Jérôme… la chorra entró a rastras.

A los 10 minutos viene Jérôme escoltado por dos Municipales, él cabizbajo, muy disgustado… su chorra detrás, a rastras, con un bulto negro en lontananza:

– ¿Qué ocurre agentes?

– Váyanse de aquí, no vamos a dar parte por ser quienes son.

– ¿Qué ha pasado, agentes?

– Su compañero la ha liado parda, quizá ignoren que estamos en una zona de incalculable valor ecológico, pero su compañero al entrar en el agua ha removido todos el fondos marino, ha destrozado la barrera de coral y ha causado daños irreparables en la colonia de tortugas lanudas del….

– ¡Joder Jérôme!

– Ahí no queda la cosa, al ponerse boca arriba bruscamente…

– ¡Joder, me había picado una medusa!

– Decía que al darse la vuelta bruscamente ha metido un pollazo a una barca de pedales en la que iban dos niños con su abuela, los niños están conmocionados, les ha rescatado una moto de agua, como no cabían todos, los pequeños se han agarrado al nabo de su amigo y según se acercaban a la orilla más niños se han ido subiendo pensando que era una atracción como una salchicha hinchable de esas, se ha organizado un tumulto de la hostia… por cierto, ¿han venido en coche?, ¿nos pueden dejar el gato?

– Madre mía, no me diga que se les ha pinchado la rueda de la moto de agua – digo para que el ambiente se suavizase.

– No señor – nos dice señalando al final de la descomunal chorra de nuestro amigo, el bulto negro se había convertido en una vieja succionando con fiereza la puntita nada más – pero de alguna manera habrá que soltar a la abuela de los niños porque no hay cristo…

Buen fin de semana amigos, que la fuerza os acompañe.

Photo Credit: Tambako The Jaguar

El pequeño Arkaitz y el poder del mando a distancia.

Hola amigos, ¡qué jodida es la crisis!… por ejemplo, la crisis de la monarquía, esa pobre gente, con todos los problemas que tienen, y todo el día en la tele, en las radios, en los periódicos… ¡hasta en el puto Twitter! hablando de ellos. La peña todo el día obsesionada.

La semana pasada, ya pasado el rollo del “feliz año”, mucha gente me decía:

– ¡¡Hombre, Alfonsas!! ¿Qué tal los Reyes? – yo les contestaba siempre lo mismo. Sigue leyendo El pequeño Arkaitz y el poder del mando a distancia.