Manué, el gaditano: Hung Tao con su Xang Dall y su tatuaje, arreglao pero informal.

Estoy vago, lo reconozco, me tomo unas vacaciones, os iré recordando unas historias antiguas, espero que gusten a los nuevos lectores y levanten nuevas sonrisas a los que ya las leísteis… Esta historia la publiqué por primera vez en mi facebook en octubre de 2013, no siempre se entera uno de que trabaja para Google y conoce en persona a uno de sus ídolos en la misma semana… va por ustedes.

Hola amigos, ¡qué jodida es la crisis!… bueno para mí desde el martes ¡qué jodida fue la crisis!, ¡joder, que estoy currando para Google! y esa es una empresa que mima a sus empleados, que todo el mundo quiere currar en ella… y vosotros os preguntaréis, ¿que hace un antiguo futbolista griego trabajando para Google?…

El otro día me aburría, a la Sra. Satanopoulas le ha dado por las series de pensar, series de culto… Águila Roja, Vivo Cantando… vamos porque no reponen Lleno por favor, que si no… bueno que me pongo a “googlear” y digo ¿voy a ver como está la calle a estas horas?… tecleo mi dirección… y ahí me veo, en pantalón corto, camiseta y estirando… con dos cojones… estoy deseando que me llegue el primer cheque… subidón, subidón… y ¿qué queréis que os diga?, cuando una empresa como Google viene a la puerta de tu casa a buscarte no les vas a decir que no, les dices que sí ¿o qué?. Os dejo la prueba yendo a bajo del todo o pinchando aquí.

Y es que es una semana de alegrías, esta semana he conocido a uno de mis mitos, una referencia para mí, sí, “Manué, el gaditano. Tatuajes I+D eso”, el tatuador de moda en Guangxi” …. al lío.

Me llama mi colega el que montó el restaurante en China, que por cierto, se tuvo que volver por el racismo chino, pero esa ya es otra historia…

– Alfooooooonsas tío, necesito un favor.

– Dime crack – sigo sin acordarme del putísimo nombre del prenda.

– Necesito que me subas a Villanubla (para los seguidores no vallisoletanos Villanubla es el sitio con más niebla del hemisferio Norte, razón por la cual pusieron un aeropuerto, y para meter al que tuvo la idea, con los sobrantes hicieron una cárcel justo al lado).

– ¿Qué, tienes un vis a vis con la parienta?.

– No jodas tío, al aeropuerto, que está allí Manué, el tatuador de Guangxi.

Photo Credit: michael davis-burchat

– Hooooooostias, un mito, un ser de otro mundo… mi ídolo, yo quiero que me tatue algo… “Cerrado por descanso” o algo así en la rabadilla…

– No está la cosa para bromas, hay una orden de busca y captura internacional contra él, y los huevazos del Ministerio del Interior no le dejan entrar porque el gobierno chino amenaza con represalias económicas si no lo entregan… mientras no pase el control de pasaportes no le detienen y así…

Allí nos vamos, no me preguntéis porque pero nos presentamos con una caja de pastas de Portillo y una botella de clarete de Cigales que Manué despachó en pocos minutos… nos liamos a hablar… es un ser de otra dimensión que merece un post o tres… pero os voy a contar el por qué de haber acabado en nuestra ciudad…

Resulta que Manué, nacido Rodrigo Díaz de Balbás, natural de Chinchón y con un defecto en el habla que parece del mismo “Cái“, por diferentes vicisitudes en la vida acabó siendo el tatuador de moda en Guangxi, allí se dedicó a forrarse a costa de todos los incautos que pasaban por su estudio, ganó dinero hasta codearse con toda la “biutiful pipol” de la provincia y del país… y esto le ha traído la ruina.

Un día se presentó en su estudio Hung Tao, un magnate chino con estrechos contactos con el gobierno chino, de hecho está casado con la hija del Ministro de Exteriores chino Xing Bel Güeng… a lo que vamos, se presenta el fulano con su joven esposa Xang Dall, una de las mujeres más deseadas del país, y le dice:

– Quiero que hagas un tatuaje a mi señora que se cague la pequinesa pequeña.

– Eso esta hecho amigo, ¿que tipo de tatuaje?.

– En español, con caracteres latinos.. por supuesto. Sólo te pido tres cosas, que sea llamativo y a la vez sencillo y que denote que Xang Dall es mía.

– Perfecto, hablamos de minimalismo, pues. ¿Pero qué quiere que pongamos? – me confiesa que no se atrevía a ponerle lo de “Si quieres ser titiritero toca con la picha este letrero” que era lo que le pedía el cuerpo.

– Usted, ponga lo que quiera, pero cumpla esas premisas. No me haga perder mi precioso tiempo en esas tonterías.

– Insisto, caballero, ¿algo que pueda orientarme?.

– Usted cumple las premisas y, después de eso… pues pone lo que le sale de los huevos.

Efectivamente amigos, como os estaréis imaginando algunos, Xang Dall apareció en una recepción del gobierno chino a la Reina de España acompañada de una delegación de políticos, empresarios y otra gente de mal vivir que acompañaban a la Reina, con un vestido que dejaba al descubierto un tatuaje rojo y verde que la cubría de hombro a hombro y que en letra Times New Roman decía “SEMEN” y justo debajo y en tamaño menor “Hung Tao“.

 Buen fin de semana amigos, que la fuerza os acompañe.

Satanogoogle

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s