8 alternativas disruptivas (y quizá creativas) al putisísimo Amigo Invisible.

Y todos van a pillar,
esta noche se la quieren pegar,
hay fiesta en casa del hombre invisible
y todos van a estar.

Superjunkies. Pereza.

Hola,  amigos, ¡qué jodida es la crisis!… es tan jodida que no nos podemos parar a pensar en las cosas importantes de la vida… por ejemplo, a ver quién es el primero que propone hacer un puto Amigo Invisible este año.

A ver, que a mí que lo hagáis los demás me parece fantástico, pero esa insistencia… ¿por qué no participas?, ¡qué rancio!, es que si no participamos todos no es lo mismoAmosnomejodas, que no… #PrayForLosquenoslapelaelamigoinvisible… al lío.

De verdad, si me parece fenomenal, pero yo ya no más… yo era de los que no medía y pasaba lo que pasaba, el límite son 12 € y un día me presenté con una Play Stationtotal por un poco más regalo algo que sea útil, qué saltos de alegría daba la hijaputa… cuando ella me dio mi cacho de madera con las putas barritas de incienso y una tarjeta paulocoelhiana, algo dentro de mí hizo click, se me rompió el amigo invisible que llevaba dentro… tú no Otroyó, calla, que estoy hablando con estos señores…

Si tú también odias el Amigo Invisible, en este post te voy a dar unas alternativas cojonudas para que propongas a tus amigos amigoinvisibleadictos.

1. El Amigo Inservible. Es una versión del clásico con la peculiaridad de que cada uno lleva el típico regalo inútil y putamierdoso que en algún momento de tu vida le hicieron y nunca se atrevió a tirar. Yo en uno de estos conseguí deshacerme de unos zapatos marrones a medida que me regaló un cliente, a medida suya, claro (ya os contaré la historia) y a cambió me llevé una especie de mapa de Rumanía de baquelita que descansa en una estantería de la casa del pueblo y que emocionó a una amiga rumana porque salía el pueblo de un novio suyo de juventud.

2. El Amigo Imborrable. Se trata de quedar en un estudio de tatuajes y cada uno elije y paga un tatoo a su amigo invisible… es una especie de ruleta rusa con tinta, emocionante y duradera… ¡echadle huevos!, es una pasada… yo llevo tres años sin quitarme la camiseta en la playa, pero lo que nos reímos…

3. El Amigo Apañao. Se trata de que cada uno lleve un regalo, pero hecho con sus propias manos, a mi primo Lolo le regalaron un Jesucristo hecho con palillos… una puta pasada. Yo lo hice una vez y ese típico amigo salido que todos tenemos, en mi caso el Chino, me regala un botecito de cristal verde botella, lleno de un liquido de apariencia viscosa y con una especie de algodón cerrándolo…

– ¡Pero qué cojones es esto, Chino!

– Es un bote de vidrio que soplé yo mismo cuando fui con el instituto a la Real Fábrica de Vidrios de la Granja

– Y lo de dentro ¿no será…? ¡no jodas, Chino!

– Recientito, con todo el cariño… que es Navidad… un abrazo.

– ¡Suelta, Chino, hostias! Esas mano… ¿Qué has usado para taparlo?

– ¿A que mola? Dos semanas guardando pelusas del ombligo… un regalo DIY 100%

4. El Amigo Intangible. Totalmente indicado para los amigos paulocoelhianos, buenrollistas del karma y empalagosos de las cosasverdaderamenteimportantes. Un abrazo, una bendición, una sesión de coaching, que te impongan las manos, una buenaventura, una cazuela con kefir… ¿qué sé yo?… yo a uno le regalé un Vale por ver el vaso medio lleno y desear todo muy fuerte y de corazón y le di un abrazo, me dijo que era el mejor regalo que le habían hecho en su vida entre sollozos… (¡límpiete los mocos antes de abrazarme, coño!)… ellos son así.

5. El Amigo Envidiable. No me digáis que no tiene que molar que todos los regalos sean obligatoriamente una putísima mierda menos uno, que por ejemplo puede ser unas Vacaciones en la Maldivas, un Ferrari 458 Speciale, poderle dar una hostia a mano abierta a Florentino Pérez o tu peso en Thermomixes.

6. El Amigo Inmutable, versión del famoso Impávido… os sentáis a la mesa y cada uno tiene que practicarle sexo oral a quién le haya tocado… a los que se les note que les están comiendo to’ lo negro, como castigo… yo que sé, que se la chupen a mi amigo el Chino. ¿Qué tú no practicas sexo con cualquiera? Pues a mí bien me das por culo con tu puto Amigo Invisible.

7. El Amigo Indomable. Esta es una versión un poco difícil en nuestro país, pero que está ganando adeptos en África y zonas de Sudamérica y Centroamérica. Se trata de regalar (perdón, adoptar) animales salvajes y con un poco de suerte la zorra (o el cabrón) del Amigo Invisible no tiene más oportunidades de tocar los huevos con los papelitos.

8. El Amigo Insalubre. Escobilla de váter usada, una ración de ensaladilla rusa del Jamaica, un Kebab, un rollito de primavera del chino de debajo de tu casa… qué más da, si lo importante es tener una excusa para pasar un buen rato juntos… ¡no te jode!

Y de propina El Amigo Inasequible al Desaliento, que es cuando el amigo (casi siempre amiga) que propone el jodido amigo invisible, pese a las amenazas nada veladas de muerte que ha soportado en los últimas quince Navidades, consigue su objetivo, y este año vuelves a pasar por el aro… ¡y qué coño!, que tampoco está tan mal y pasas un buen rato, y te llevas unas barritas de incienso que a esas alturas del año se te están acabando…

Buen fin de semana amigos, que la fuerza os acompañe.

Photo credit: jing.dong

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s