Basker. Poco ladrador, menos mordedor y futuro emprendedor.

Tu padre no lo dice, pero me mira mal.
¿Quién es el chico tan raro con el que vas?
Cuando yo estoy delante me trata muy normal
y a solas te imagina un novio más formal.
El ritmo del garaje. Loquillo y Trogloditas.

Hola, amigos, ¡qué jodida es la crisis!… jodida, pero que muy jodida, pero hoy quiero contaros una historia de amor, de sueños cumplidos, de superación personal, de ruptura de barreras, de… deeee… deeeee… y yo qué pollas sé de qué, me ha salido esto y… al lío.


Nunca he entendido bien a la gente que dice que tener un perro es como tener un hijo, pero el caso de Basker y sus dueños, aunque no ha acabado de ayudarme a comprenderlo, me parece un caso digno de contar.

Basker es un sheltiePastor de Shetland, propiedad de Armando Correa y Leyre Bozal, cuñados de mi amigo Logi y padres de Soraya, la Sory, una veinteañera de prometedor futuro. Armando siempre ha mostrado especial predilección por Basker, manifestando en infinidad de ocasiones que era uno más de la familia, el hijo varón que nunca tuvo y así lo demostraba siempre que tenía ocasión.

La verdad es que el jodido perro era una pasada, ya de pequeño Armando le enseñaba trucos, pero él siempre ponía su toque… si te levantaba la pata y tú se la cogías imitando un saludo, él se tiraba un pedo y se descojonaba en tu cara con una medida sonrisa. Más adelante le enseñó a hacer el muerto, Basker empezó a desaparecer por las noches y finalmente se descubrió que hacía autoestop en la carretera comarcal y al llegar a una curva especialmente peligrosa empezaba a ladrar, momento en que, indefectiblemente, el conductor se giraba y el perro había desaparecido, pero en la luna trasera, misteriosamente empañada, aparecía la inscripción no corras tanto que en esa curva me maté yo…

La vida de Basker cambió cuando consiguió su primera tablet, una curiosa historia: Armando se encontraba en el campo jugando con el perro, le tiraba un palo y Basker lo traía… buen perro, Basker, buen perro… hasta que Basker fue a por el palo y no volvió… estuvo largo tiempo desaparecido… al cabo de 1 año el perro volvió con una camiseta del Arsenal, una tablet, una Play Station, una bolsita del Duty Free del aeropuerto y una flauta; se sentó en la mesa de la cocina, convocó a los miembros de la familia y con una de sus pequeñas pezuñitas empezó a aporrear la tablet…

“Armando, Leyre y Sory os pido disculpas si habéis estado preocupados, pero es que estaba hasta los huevos del puto palito, no podía más, finalmente decidí huir con el palo, aproveché la noble madera que siempre utiliza Armando para hacerme una flauta y ganarme la vida por los pueblos, pronto empecé a ser conocido y he sido el primer perro-flauta que ha tocado en el Royal Albert Hall con Metallica y la Royal Philarmonic Orchestra (mi sólo en Master of Puppets se ha hecho viral), pero mi casa está aquí… Armando, cuando te aburras deja el puto palo y échate un Call of Duty que para eso te he traído esta Play Station… yo quiero estudiar, como Sory, no recoger palos, ¡joder! Para ti Leyre esta caja de After Eight que tienes un vicio… y para ti, Sory, mi flauta, que siempre te ha gustado 😉 ”

Armando envió a Barker a un adiestrador profesional, este devolvió el perro ese mismo día a sus dueños: este perro lo que necesita es estar escolarizado… Y así fue, Basker fue el primer perro escolarizado de España, más tarde el primer perro con el título de ESO y está a punto de ser el primer perro Ingeniero en Telecomunicaciones, va a hacer un Master de E-Commerce & Digital Business y le faltan unos flecos para montar su propia empresa de desarrollo de aplicaciones para perros superdotados… con lo que será el primer perro emprendedor.

Este verano estaba tomando unos botellines con Logi cuando aparece Armando, tenía cara de estar hecho polvo, rostro ceniciento y unas terroríficas ojeras.

– ¿Dónde vas tan sólo, Armando? ¿Dónde anda tu inseparable Basker?

– No me hables de Basker que contento me tiene.

– Es lo que tienen los hijos, que se hacen mayores – dice Logi con mucha sorna.

– No me jodas, Logi, no me jodas… os lo voy a contar, pero coñas las justas. Resulta que Basker se nos ha echado novia y dice que se quiere casar.

– ¡Con dos cojones! Será una perrita guapa que un perro tan listo y tan guapo… ¡Mola! Nunca he estado en una boda perruna – dice Logi.

– Que no es para tanto… ni perrita ni pollas, es una mujer… ¡y qué mujer! Es tu sobrina, la Sory.

– Vamos no me jodas… pero si es un perro. Joder, qué asco…

– Eh, no te pases, que el Basker es un hijo para mí. Si es que estamos en una etapa decisiva para Basker, que le queda una asignatura para acabar la carrera, empieza el máster, va a empezar la aventura del emprendimiento y tiene que pensar con la cabeza no con la chorra.

– ¿Entonces?

– Entonces nada, les he dicho que salgan, que se diviertan, que cuando Basker y ella acaben los estudios y tengan claro lo que quieren en la vida que decidan… aaaaah y que usen condón, que la endogamia es jodida y no quiero un nieto como una infanta.

Buen fin de semana, amigos. Que la fuerza os acompañe.

Photo credit: JD Hancock

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s