Archivo de la etiqueta: navidad

Cinco regalos con los que darme una alegría de la hostia y el copón.

Probablemente crea en más cosas y casi seguro que no, pero si me preguntas que diga tres cosas en las que crea, así de sopetón… diría que yo sólo creo en la elegancia del tanga, los Reyes Magos y en el Cholo Simeone. Sigue leyendo Cinco regalos con los que darme una alegría de la hostia y el copón.

13 argumentos del tocapollismo navideño de salón… y de cuarto de estar (y II).

Déjame, ya no tiene sentido,
es mejor que sigas tu camino,
que yo el mío seguiré,
por eso ahora déjame.
Déjame, Los Secretos.

En capítulos anteriores hemos hablado del tocapollismo laico-religioso y del odio a la Navidad, el del reciclaje y el consumismo, el de Papá Noel, los Reyes Magos, el Olentzero y el Duende Colorado; el de lo que no puede faltar en una cena navideña del que se comía unos huevos fritos con chorizo y patatas fritas y se iba a la cama. Continuemos con nuestras tocapolladas navideñas:

7. El tocapollismo de los petardos. Sigue leyendo 13 argumentos del tocapollismo navideño de salón… y de cuarto de estar (y II).

13 argumentos del tocapollismo navideño de salón… y de cuarto de estar (I).

Déjame, no juegues más conmigo,

esta vez, en serio te lo digo…

Déjame, Los Secretos.

Hola, amigos, ¡qué jodida es la crisis!… no tiene que ver con la crisis, pero desde hace unos años en Navidad me surge una duda ¿Froilán será más de Papa Noel o de renos? ¿de Reyes Magos o de camellos?… En su caso Papa Noel serán los padres, pero los Reyes son los tíos… los renos no sé… los camel… paso palabra. Sigue leyendo 13 argumentos del tocapollismo navideño de salón… y de cuarto de estar (I).

Memoria de pez, hez de memoria.

Para contarte
que quisiera ser un perro y “oliscarte”.
Vivir como animal que no se altera
tumbado al sol lamiéndose la breva.
Cuarto Movimiento. Extremoduro.

Hola, amigos, ¡qué jodida es la crisis!… y qué jodida es la envidia, dicen que la envidia es uno de los combustibles que mueve el mundo, si eso es verdad ¿por qué cojones no inventan un motor movido por envidia? La gente que inventa coches con motores que funcionan con agua dejaría de desaparecer borrada de la faz de la tierra por las grandes compañías petroleras… si no tienes un cuñado o un amigo enterado que te ha informado de que el motor que funciona con agua existe desde hace mucho, pero que a los países productores de petroleo y las grandes corporaciones no les interesa y hacen desaparecer a los inventores y sus respectivos inventos, ni tienes cuñados, ni tienes amigos que saben de todo, ni te mereces estar leyendo este post… venga, a tomar por culo de aquí… Sigue leyendo Memoria de pez, hez de memoria.

El show debe continuar, no se le ocurra a esta gente descansar.

Bienvenidos al concierto 
gracias por estar aquí 
vuestro impulso nos hará seres eléctricos .
Bienvenidos. Miguel Ríos.

Hola, amigos, ¡qué jodida es la crisis!… también es jodida esta época previa a la Navidad, no son sólo cenas, son putos amigos invisibles, festivales, exhibiciones y un sin fin de movidas… y no nos da tiempo a preguntarnos por las cosas realmente importantes, ¿hay chinos negros? Sigue leyendo El show debe continuar, no se le ocurra a esta gente descansar.

Tengo una pregunta para usted y otra para su puta madre.

Pero hombre, ¿es que no lo ve?,
¿no?
Pero oiga, ¿es que no sabe usted?,
¿no?
¿No sabe que no puede ser
un inútil?
¿O acaso es que no se lo cree?,
¿o qué?.
Yo, el rey. Los Enemigos.

Hola, amigos, ¡qué jodida es la crisis!… aunque más jodida es una campaña electoral en mitad del periodo pre-navideño que yo no sé si voy a votar a Papá Noel o tengo que darle mi carta a los Reyes Magos al interventor (o interventora) del PACMA en la mesa electoral en la que me corresponda celebrar la fiesta de la democracia.

Sigue leyendo Tengo una pregunta para usted y otra para su puta madre.

8 alternativas disruptivas (y quizá creativas) al putisísimo Amigo Invisible.

Y todos van a pillar,
esta noche se la quieren pegar,
hay fiesta en casa del hombre invisible
y todos van a estar.

Superjunkies. Pereza.

Hola,  amigos, ¡qué jodida es la crisis!… es tan jodida que no nos podemos parar a pensar en las cosas importantes de la vida… por ejemplo, a ver quién es el primero que propone hacer un puto Amigo Invisible este año. Sigue leyendo 8 alternativas disruptivas (y quizá creativas) al putisísimo Amigo Invisible.

Pavo, vecinas y felaciones.

Hola amigos, ¡qué jodida es la crisis!… es tan jodida que no nos podemos parar a pensar en las cosas importantes de la vida… por ejemplo, ¿de verdad que comer pavo favorece que las personas de genero femenino que habitan en tu mismo pueblo, barrio o casa, en habitación independiente, sean proclives a mantener sexo oral contigo?

Igual os parece una pregunta hecha a la ligera, sin fundamento, debido a la persistencia de los efectos de la combinación de diferentes bebidas espirituosas durante la celebración de la Nochevieja y el subsiguiente Año Nuevo… pero no, es una duda que me corroe desde mi más tierna adolescencia… al lío.

Cuando yo contaba con unos insultantes 15 años, con todo el poderío y las hormonas en todo lo alto tuve la desgracia de escuchar ese maravilloso villancico cuyo estribillo dice así:

“Ande, ande, ande,
que he comido pavo,
todas las vecinas
me chupan el nabo”

A mí aquel dechado de lírica y buen gusto me dejó prendado, yo deseaba de todo corazón cumplir con las tradiciones de la Navidad (que me chupasen el nabo era algo accesorio, de verdad) y aunque en mi casa nunca ha sido tradición comer pavo en Navidad convencí a mi madre para que hiciese pavo en Nochebuena… y en Navidad, y en Nochevieja, Año Nuevo, Reyes… un año prolongué las Navidades hasta San Valentín… nada, por mucho empeño que ponía ni una triste insinuación de ninguna vecina… no hablemos ya de una felación en condiciones… algo fallaba… un día de Nochebuena se lo conté a mi amigo Manolas Bombosiakis, un fenómeno del que ya os hablé).

– No funciona…

– Será a ti.

– Pero Manolas, llevo 3 años comiendo pavo en todas las fechas importantes de la Navidad… y nada.

– Será que tu madre no sabe hacer el pavo, que no lo deseas de corazón, que no crees en la magia de la Navidad, que no has sido bueno durante el año… porque en mi casa cenamos pavo en Nochebuena y en Nochevieja, y esa misma noche, desde que cumplí 14, una buena mamadita de las vecinas cae… a mí y a mi padre, claro… incluso mi difunto abuelo cumplía con la tradición… igual tenías que venir a cenar a mi casa, mi madre lo hace de puta madre.

– Manolas, yo quiero que me la chupe una vecina, no tu madre… (no dije nada, pero una felación de la Sra. Bombasiakis con el bigotazo que tenía, debía ser como que te la chupase Del Bosque… ¡o la Pantoja!)

– ¿Pero qué coño dices, desgraciao? Digo que mi madre hace el pavo de puta madre… y seguro que la tuya no.

A mí aquello me produjo una profunda desazón, ¿y si era verdad que esa bella tradición navideña no se cumplía por la mala maña de mi madre con el pavo?, llegué a casa ciertamente alicaído y algo raro vio mi madre…

– ¿Qué te pasa hijo? Anda ayúdame que estoy rellenando el pavo.

– Nada, mamá… no me pasa nada, y este año no quiero pavo.

– Cómo no vas a querer pavo, si lo hacemos por ti… a nosotros no nos gusta el pavo y llevamos tres años que nos van a salir plumas, que te pones muy pesado hijo…

– ¡No me gusta el pavo, mamá! Odio el pavo, yo lo hacía por cumplir con la tradición del Villancico… – dije, entre lágimas.

– Comer pavo es una tradición para algunos, para otros es el lechazo, la lombarda o los langostinos…

– ¡Qué no que en Navidad si comes pavo, las vecinas te chupan el nabo!

– Alfonsas hijo, ese villancico además de ser una grosería, no deja de ser un villancico – me dijo, no sin antes soltarme un collejón- acaso te crees que todos los años hacia Belén va una burra cargada de chocolate, que Raphael lleva un roto tambor, que la gente mira como beben los peces en el río o que tu burrito sabanero va camino de belén…

– Pues sí.

– Pues no.

– Pues Manolas Bombosiakis cena pavo y las vecinas le chupan el nabo, y a su padre… y antes a su difunto abuelo.

– Ya hijo, pero es que Manolas Bombosiakis vive encima de un puticlub, su padre es un putero de tres pares de cojones y su madre el pavo relleno lo borda.

Buen fin de semana amigos, que la fuerza os acompañe.

Photo Credit: Jim Bauer

Perdiendo el norte por no perder el contacto.

Hola amigos, ¡qué jodida es la crisis!… es tan jodida que no nos podemos parar a pensar en las cosas importantes de la vida… por ejemplo, ¿por qué no cogéis esos petardos gordos que tanto os gustan, los introducís cuidadosamente por vuestros rectos con la mecha hacia afuera de manera que acerquéis un mechero y según se os chamusque el vello perianal prenda la mecha y ya veréis que risas?

Sigue leyendo Perdiendo el norte por no perder el contacto.

Tum, Tum… quién es…

Hola amigos, ¡qué jodida es la crisis!… ya se acabaron las fiestas navideñas, ¡joder con las fiestas navideñas!, me llena de orgullo y satisfacción… que se acaben las fiestas navideñas. Todo el puto día comiendo, bebiendo y gastando… tirando de tarjeta, de crédito claro.

El jueves 2 de enero voy a sacar la Visa Oro y no estaba… ¡hostiaputa, me la han robado!relájate Alfonsas, a ver ¿qué has hecho con ella?… el caso es que como yo tengo la empanada que tengo, pensando lo que había hecho con ella fui divagando, y se me olvidó la pérdida… al día siguiente llaman a la puerta de casa… ¡no os lo vais a creer!, era la Visa Oro con un sobre en la mano, me mira con cara tristona y me entrega el sobre, lo abro, una nota manuscrita: Sigue leyendo Tum, Tum… quién es…