Archivo de la etiqueta: amor propio

Augusto, el hombre que susurraba a sus testículos.

Hola amigos, ¡qué jodida es la crisis!… que ya no sé si irme a mi país o quedarme en este, cuentan que allí si vas al cajero te dan 60 pavos (50, si se han acabado los billetes de 20) y aquí cada vez que voy al cajero me sale un papel que pone “Operación Denegada” (una risa enlatada y un vete a tomar por culo por lo bajinis, si se ha acabado el papel).

A veces me planteo seriamente irme para allá, pero se me pasa rápidamente, ¡joder, que el dinero no da la felicidad!… al lío. Sigue leyendo Augusto, el hombre que susurraba a sus testículos.

Anuncios

De Pajottenland a Maracaibo, y viceversa.

Hola amigos, ¡qué jodida es la crisis!… es tan jodida que no nos podemos parar a pensar en las cosas importantes de la vida… yo antes pensaba las cosas, les daba mil vueltas, recuerdo que siempre me preguntaba quién sería Dunk y quién sería Hu, me parecían apodos muy curiosos, con los vascos nunca se sabe… al cabo del tiempo me enteré que se llamaban Mikel y Diego, que el grupo se llamaba Duncan Dhu, no Dunk&Hu, como me había puesto el puto Logi en una TDK con Canciones y Por tierras escocesas… su puta madre, la de noches dando vueltas al tema que me pasé, puto Logi… Sigue leyendo De Pajottenland a Maracaibo, y viceversa.

Do It Yourself, Maribel.

Hola amigos, ¡qué jodida es la crisis!… es tan jodida que no nos podemos parar a pensar en las cosas importantes de la vida… ¿sabéis que hay quien cocina con semen? Qué cosas, en Google hay 479,000 entradas sobre el tema.

Dice mi amigo que de todo sabe que todo el conocimiento está en internet, que la educación y el saber tradicional han muerto, que si la democratización del conocimiento, que si hay que romper el paradigma… al lío.

Hace unos días estaba en el Nuberu apoyado en la barra, con la reconfortante compañía de Villegas y unos solysombras…

– Pues sí hombre, la democratización del conocimiento es un paso definitivo para el progreso de la humanidad – decía desde el otro lado de la barra a voz en grito mi amigo que de todo sabe para que todo el bar escuchase su lección magistral – yo estoy pensando en sacar a mis hijas del colegio y que aprendan en casa… en Youtube está todo, los desgraciados de mi comunidad de vecinos quieren poner ascensor y andan pidiendo presupuestos, pero yo les digo no tenéis ni puta idea de lo que cuesta eso, eso lo hacemos nosotros y se acabó

– Para eso harán falta unos conocimientos, un proyecto, gente profesional, unos permisos y mil cosas más ¿no? – le comenta un incauto que tomaba café a su lado.

– Claro que sí, pero ahora lo que se lleva es el Hágaselo Usted Mismo, del DIY, el Do It Yourself, que no tenéis ni puta idea, yo pongo a mi chica pequeña en el Youtube y aprende más de Arquitectura y Derecho en dos semanas que en dos vidas en la Universidad, mi mujer que tiene unas manos que da gloria verla trabajar y lo mismo te hace una fofucha, que una tarta de tres chocolates, que se tatúa ella misma en la rabadilla el nombre de las niñas en élfico, se curra la obra de la escalera y el ascensor con unos tutoriales que ve en el móvil mientras trabaja y mi chica mayor monta la instalación eléctrica que está suscrita al Canal del Leroy Merlín, una pasada verás, déjame tu teléfono que no tengo batería. ¡Coño, si tienes un puto iPhone! ¡Menuda mierda! Mira qué teléfono me ha hecho la mía mayor con una pila de petaca, un tamagochi viejo, un Casio con calculadora y una lata de sardinas… se pasó el verano sin ver el sol, estudiando Teleco y un grado superior de informática en Youtube, pero ha merecido la pena, mira que maquinón…

– La verdad es que ha quedado de puta madre, si no fuera por el olorazo a sardinas…

– Bobadas, a los de la manzanita sólo os preocupa la estética. No me desvíes del tema, sólo tiene un inconveniente lo de la autoeducación con Youtube, ahora mis hijas saben un poco de ruso, son bilingües en inglés-español, saben escribir en chino… pero hablan español con acento entre latino y chicano… ¿Tú no le das a lo del DIY?

– No, yo no…

– ¿Y tú Villegas? – empezaba el cabrón a utilizar el comodín del público.

– Yo no, pero un vecino mío intentó hacer su propia ginebra, y al principio de puta madre, su destilación, sus alcoholes, sus botánicos y sus cositas… lo jodido fue cuando se abrasó la cara, quedó como Niki Lauda.

– Claro, si es que el tema de destilar en casa es peligroso.

– No, si fue cuando decidió hacerse sus propias botellas y se puso a soplar vidrio en casa según las instrucciones de un youtuber coreano, se ve que no entendió bien los subtitulos en letón… yo paso… llegados a una edad estas cosas como que no…

– ¿Y tú Alfonsas? – tampoco hoy me escapaba – ¿tú le das al tema del hacértelo tú mismo?

– Bueno, ahora menos, pero pajas sí que me he hecho bastantes… y qué quieres que te diga, es verdad que como lo hecho por uno mismo…

– Hablando de pajas, casualmente el otro día en la revista “Vintage Onamism & Tattoos”, que estoy suscrito, hablaban de formas viejunas de masturbarse para que parezca que no te las haces tú, la legendaria mosca a la que cortas las alas, hacértelas con la izquierda (con la derecha si eres zurdo), pintándote las uñas y así parece que te las hace una tía, sentándote encima de la mano hasta que se te duerme y parece que te la está haciendo otra persona, que si llenando dos globos con agua caliente y metiéndola entre ellos parece que te están haciendo una cubana…

– A ver tío – le interrumpo – si quieres que parezca que te las hace otro ¿no será mejor que le pidas a otra persona que te las haga?

– Pues también es verdad, pero que sepas que mi mujer y yo estamos suscritos al canal de Youtube de “Onanism Vintage & Tattoos” y si nos necesitas que te echemos una manita algún día… a cambio de una cenita… solo tienes que llamar.

Y aquí estoy… buscando recetas en internet porque les debo seis cenas y porque en el mundillo DIY no se tira nada, remenber the 3 r’s of ecology.

Buen fin de semana amigos, que la fuerza os acompañe.

Photo credit: Doug Bowman

Deja al burro mear, que mientras mea piensa

Hola amigos, ¡qué jodida es la crisis!… y así, por hablar de todo, ¡qué complicadas son las relaciones de pareja!, supongo que especialmente las hombre – mujer… que hasta el día de hoy son las que conozco… y poco, como me pasa con prácticamente todo.

Mi teoría sobre el origen de todo esto…  Dios creó primero a la mujer, a su imagen y semejanza, estaba sólo y se aburría, quería a su lado un ser superior (como él), quería compañía… al día siguiente, la mujer había tomado el mando del tema, quería organizar el universo, el cosmos y su puta madre, andaba recolocando cosas y cambiando los nombres a todo, inventando colores nuevos, andaba con el catálogo de IKEA y quería liar a Dios para que pidiese una furgoneta a su “cuñao” para no sé qué… entonces Dios pensó “algo habrá que hacer para que esta esté entretenida”… “pero un ser que no esté a la altura de la amiga”, “que sólo pueda hacer una cosa a la vez, un ser simple”…, “¡que se joda!” – se fue calentando – “y este que no piense”… “bueno, que piense con la polla”… “mejor, que piense con la polla y con el cerebro”… “pero no a la vez”….

Y allí aparece Adán, y se encuentra con una tal Eva que según llega empieza a darle ordenes, que si “cógeme esa manzana”, el tío pensaba “cógeme la polla” pero decía “ahora mismo“, y la tía “venga cómete la manzana” y él pensaba “cómeme la polla” pero decía “venga ahí esa manzana“… si además de pensar con la polla, Adán hubiese hablado con la polla la historía habría cambiado mucho… al lío.

Mi primera relación de convivencia fue con aquella joven que conocí en una playa y que se empeñó en que la firmase los pechos (pinchad aquí si no lo recordáis), Axilias Pilosonas se llamaba, griega por vía paterna y materna y portuguesa por vía capilar. La cosa no acabó muy bien, no respetaba ese pequeño espacio que cada uno necesita en una relación, la tía estaba obsesionada con el sexo, ¡joder! había meses que quería hacerlo dos veces… ¡joder, dos veces!, entre los partidos, los botellines con los amigos, las pajas (nunca las dejéis, el amor propio es fundamental), mi vida era un no parar… ¡dos veces al mes!, jodida obsesa…

Pero la culpable de la ruptura de la relación fue la frase maldita que toda mujer pronuncia, tarde o temprano, y entoces estás jodido amigo, muy jodido… cuando estando en la cama, ella tras dos codazos en los riñones, con voz suave y un poco ronca dice: “Cariño, ¿estás dormido?“, “no mi amor, ¿qué quieres?“, “no, nada“… y así noche sí, noche no, noche sí, noche también…”Cariño, ¿estás dormido?”, “no mi amor, ¿qué quieres?“, “no, nada“… y así… hasta que un día:

– Alfonsas, ¿estás dormido?

– …

– Alfonsas cielo, ¿estás dormido? – otros dos codazos.

– Estoooooo….. – “Pues sí, joder, sí que estoy dormido, mecagüenFidias, ¿no estoy inmóvil cual gato de escayola?, ¿no ves el charco de baba que hay en mi almohada?, ¿no escuchas mis ronquidos de oso cavernario?, ¿qué te pica ahora?, ¡¡copón!!”, pero acerté a decir – no mi amor, ¿qué quieres?

– ¿Tú le puedes pedir a tu “cuñao” la furgoneta?, es que he visto un conjunto de armarios Godmorgon, con lavabo Bråviken, grifos Lundskär y toallero Grundtal en el catálogo de IKEA…

– Cariño – “mecagüenTalesdeMileto” entre dientes – yo no tengo “cuñao”, tú y yo somos hijos únicos y son las 4:35 a.m.

– Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaay, lo que me ha dicho, ya no me quieres… me voy con mi madre.

– Vale, pero no hagas ruido, y las toallas no las cojas Fräjen, que hacen pelusa.

No sé donde fueron su madre y ella, pero a mi casa nunca llegaron esos muebles de Ikea… ni ellas… ¿estarán intentando salir de allí?

CODA FINAL: ¿y qué tiene esto que ver con el burro, mear y pensar? Pues nada, pero es que hace años escuché a mi colega Alberto Vega esta frase: “Deja al burro mear, que mientras mea piensa” y dándole vueltas digo… ¡coño, con las tías y con Dios! pues claro que sí, los tíos podemos hacer más de una cosa a la vez, yo mientras meo pienso, pienso cosas como “uuuuuuy, que gustito“, “esto es vida”, “no respires, por Dios no respires aquí dentro no“, “joder, Alfonsas, qué pedo llevas… la última” o “ese frenazo de la taza le limpio yo con mi chorro poderoso“… aunque claro, no sé si lo piensa mi cerebro o mi polla… porque igual la polla sí puede hacer dos cosas a la vez.

Buen fin de semana amigos, que la fuerza os acompañe.

Photo Credit: Guarika Wijeratne