La experiencia es un grado y, a veces, un desagrado.

Hola amigos, ¡qué jodida es la crisis!… pero para crisis jodida la que tiene que haber en casa de Dios todos los años por Semana Santa, empieza cada Viernes de Dolores cuando le dice su mujer:

– ¡Sólo a ti se te ocurre!

– Joder, ya empezamos…

– No, ya empezamos no, sólo a ti se te ocurre mandar la niño a predicar la paz y el amor entre esos salvajes.

– Este tema ya está hablado… Era mi obligación intentar poner un poco de cordura en aquello…

– Pero si no tuviste ni huevos para bajar tú con él a presentarlo, que mandaste a una paloma y a un niño con unas alas que comprasteis en un chino y… luego treinta y tres años y pico sin verle para que me lo dejasen hecho un Ecce Homo…

– ¡Basta ya, por mi!, todos los años lo mismo.

Os voy a reconocer que a mí la Semana Santa me gusta, con sus pasos, sus bandas de música, sus cofrades con los capirotes, las manolas (no seáis mal pensados, en este caso me refiero a las mujeres que acompañan a los pasos)… y aquí me da por pensar… al lío.

La mujeres pueden ser cofrades, ¿por qué los hombres no pueden ser manolas?, es verdad que no falta gente para procesionar pero si en un futuro hubiese poca gente, dejan a los hombre vestirse de manolas, con su trajes negros, sus peinetas, sus mantillas, bien guapas… y no hay tío que se resista… ¿vosotros habéis visto alguna fiesta en la que los hombres se puedan vestir de tía que no sea un puto éxito?, lo dudo…

Otra cosa que se podría hacer, si hubiese una crisis de participación en la Semana Santa (insisto que no me parece que sea así y me alegro, pero yo voy adelantando… por si acaso) sería hacer un talent ShowOperación Cofrade o Gran Manola o Tú sí que sales o Tu capirote me suena… sería un puto éxito, todo el mundo queriendo ser cofrade, todo el mundo sabiendo más que nadie de Semana Santa, procesiones, penitencias…

Este es el país de los expertos, en cuanto hay un “talent show” o un “reality show” la peña flipa… si es de música, todos saben de afinar, de agudos, de graves… si es de baile, ¿quién no sabe de cumbia, de bachata y de como hay que colocarse el nabo para bailar una jota?… si es de saltos de trampolín la peña sabe hasta la temperatura óptima y los miligramos de cloro para que un salto se de en la condiciones adecuadas…

Lo de los programas de cocineros ya es la hostia, el otro día me llama mi amigo Logi, un crack…

– Alfonsas, os invito a comer, que han abierto un sitio de puta madre enfrente de casa, es un tío que se presentó al casting de Top Chef, y no le cogieron porqué llegó dos días tarde a la primera prueba, pero vamos que si llega a tiempo gana el concurso, seguro.

– Eso no me lo pierdo… como se llama el sitio…

Hestokadash Gastrobar, cocina de fusión, un toque de cocina española, platos estonios, un toque de gastronomía uzbeka con técnicas de la floreciente cocina groenlandesa… los postres los hace un famoso repostero moldavo.

El tema es que el Logi y la Laila ven Top Chef, Master Chef, Pesadilla en la Cocina, Master Chef Junior, en la versión española, pero también en la serbia, la malaya y la de Gabón, son unos expertos del copón y utilizan con gran maestría, el redondo en boca, el plano en boca, está rico pero “no me trasmite nada” y todo eso… Laila se ha tatuado en la cara interna de el muslo derecho a Chicote y en el izquierdo al Chef del Mar (muy adecuado para esa zona del cuerpo)… yo desde que me enteré, no duermo pensando si le dirán al oído al Logi lo de plano en boca o los aromas cuando se baje al pilón.

Todo perfecto hasta llegar al postre; “Nueces garrapiñadas y fresón de Aranjuez con nata en spray del Día, sobre mousse de hongo del Baix Empordà. La Sra. Satanopoulas y yo nos lo comemos, riquísimo, cojonudo, una putísima delicia… el Logi y la Laila, lo prueban, caras de asco, se lo comen poco a poco entre gruñidos… y llaman al chef, llega el chef, le miran de forma despectiva, observo con extrañeza como ambos se agachan debajo de la mesa, a los pocos segundos se incorporan, echan los cuerpos hacia atrás para tomar impulso, ponen sus pies desnudos sobre la mesa, unos pies que daba pena verlos, por cierto, toma la palabra “la Laila”:

– ¿Tú quién te crees que somos?

– …

– Te crees que somos unos mindundis, que no tenemos ni puta idea de nada, pues te voy a decir una cosa, yo tengo en VHS todos los capítulos de “Con las manos en la masa”, he visto 12 veces “Ratatouille”, me han contestado a dos e-mails de “Un país para comérselo”, que por cierto, qué tonta es Ana Duato, y Arguiñano me firmó un libro…

– …

– … y te voy a decir una cosa… no es época de hongos en el Baix Empordà, esa nata de spray es del Lidl y esto de mis pies sí que son hongos y no lo que tú pones en estos postres que son setas… sinvergüenza.

Buen fin de semana amigos, que la fuerza os acompañe.

Photo credit: Stavos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s