Memoria de pez, hez de memoria.

Para contarte
que quisiera ser un perro y “oliscarte”.
Vivir como animal que no se altera
tumbado al sol lamiéndose la breva.
Cuarto Movimiento. Extremoduro.

Hola, amigos, ¡qué jodida es la crisis!… y qué jodida es la envidia, dicen que la envidia es uno de los combustibles que mueve el mundo, si eso es verdad ¿por qué cojones no inventan un motor movido por envidia? La gente que inventa coches con motores que funcionan con agua dejaría de desaparecer borrada de la faz de la tierra por las grandes compañías petroleras… si no tienes un cuñado o un amigo enterado que te ha informado de que el motor que funciona con agua existe desde hace mucho, pero que a los países productores de petroleo y las grandes corporaciones no les interesa y hacen desaparecer a los inventores y sus respectivos inventos, ni tienes cuñados, ni tienes amigos que saben de todo, ni te mereces estar leyendo este post… venga, a tomar por culo de aquí…

Perdón perdón perdón… es que me caliento y se me va la pinza. ¿Existe la envidia sana? Me pregunto… ¡No!, me contesto… ¡No, qué! no, ¿de qué estábamos hablando?… estoy jodido de la memoria, cada vez más, muy jodido, tengo un problema de la hostia… soy la única persona del mundo a la que se le olvida montar en bicicleta, de un día para otro… yo en vacaciones me paso las mañanas aprendiendo a montar en bicicleta y las tardes echándome la siesta… ¡joder, aprender a montar en bicicleta es muy cansado! Yo he hecho el Camino de Santiago desde Roncesvalles hasta Finisterre en una BH con ruedines y vuelta a casa (parece ser que en los trenes no admiten vehículos de cuatro ruedas).

Ya sé que algún listillo estará pensando ¿y se te olvida follar?… a veces, pero entonces me hago una paja y vuelven a mí los recuerdos en cascada… como no podía ser de otra forma (nótese el magistral juego de palabras paja-cascada… además de una hostia ¿no empiezo a merecerme el Nobel?).

Tengo dos colegas, Juan y Pablo, que tienen dos perros, Rocco y Chuski…son dos animalitos majísimos (y sus mascotas también)… El caso es que ambas mascotas se mueven por redes sociales, Rocco tiene su perfil de facebook y Chuski su cuenta de twitter… a mí me mola y me da envidia (¿sana? Ni puta idea, pero me da envidia)… Y cierto día me dije: Alfonsas, hay que hacer algo… esto revitalizaría tu blog y las visitas y bla, bla, bla…

El problema es que yo no tengo perro, ni gato…sólo tengo hijos… ¡y peces!… a tomar por culo, una cuenta de facebook con mis tres peces como protagonistas… creé una cuenta de correo pecesdecain@gmail.com hice un perfil y preparé la fanpage Peces de Caín, su tarjeta de presentación afirma que hemos nadado hasta esta red social a decir verdades como aletas dorsales y poner un poco de orden… ¡cagüenneptuno!… una puta pasada.

El otro día estaba yo hablando con los peces…

– A ver chicos, ¿cuál era la contraseña para entrar al Facebook? – les pregunto.

– A buenos se lo has ido a preguntar – me dice el Wakin.

–  ¿Quién coño es este? – pregunta el Telescopio

– Alfonsas… eras Alfonsas, ¿no? – dice el Ryukin.

– Pues claro, ¿os acordáis de lo del Facebook que os conté?

– ¿Quién es este? – el Wakin.

– Alfonsas… ¿era Alfonsas? – el Telescopio.

– A buenos has ido a preguntar… – otra vez el Ruykin.

Y así… en esto aparece Josemi, “el mío pequeño”.

– ¿Qué haces papá?

– Nada… estoooo… ¿cómo se llaman las canciones estas que cantáis en el colegio por Navidad?

– Villancicos…

– Eso, ¿quién era la que se peinaba entre cortina y cortina en un villancico?

– ¿Con peine de plata fina?

– Esa… tampoco habrá tantas…

– La Virgen.

– ¿Quién era la Virgen?

– La madre de Jesús.

– Eso… la madre… ¿cómo se llama tu madre?

– ¿Mamá?

– Sí, mamá…

Sra. Satanopoulas…

– Eeeeeeso es… Sra. Satanopoulas… ¿y quién eran los que bebían en el río como si no hubiera mañana por ver a Dios nacer?

– Los peces.

– Eso es… ¡qué grande eres, campeón! ¡¡¡Sra. Satanopoulaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaas!!!

– ¿Qué pasa ahora? – contesta la madre de la criatura.

– ¿Tú te acuerdas de la contraseña del facebook de los putos peces?

– …

– Oye papá – me tira del pantalón el mío pequeño.

– Dioooos qué susto… ¿Tú quién coño eres, niño?

Y así… puta memoria… sí, lo sé, soy gilipollas… soy plenamente consciente, pero hay gente que no se da cuenta y cree que por usar gafillas de pasta, tener cara de pelele, un blog y escribir historias ya tienes cierto nivel cultural, sabes cosas… el otro día vamos a tomar café al Nuberu y me dice el Aitor:

– Mira, ahora el Juanjo tiene leche de soja… qué cosas… seguro que tú sabes cómo se consigue la leche de soja, Alfonsas.

– Pues claro… la leche de soja se obtiene de ordeñar a la hembra del sojo, la leche de sojo se obtiene masturbando al macho de sojo mirándole a los ojos.

– ¿Los sojos?

– Sí, joder, los órganos visuales que detectan la luz y la convierten en impulsos electroquímicos que viajan a través de neuronas.

– Eres sabio, Alfonsas…

Y a tomar por culo…

Buen fin de semana, amigos. Que la Fuerza os acompañe siempre y en todo lugar.

Photo credit: julochka

Nota del autor: Fuerte abrazo a Juan Bitxo y Rocco, Pablo y Chusky, Juanjo y toda la peña del Nuberu, el mejor café de Valladolid.

Anuncios

Un comentario en “Memoria de pez, hez de memoria.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s