Arkaitz, pellejo pa’trás y pumba.

Hola amigos, ¡qué jodida es la crisis!… y hay cosas que no ayudan, por ejemplo, yo esta semana os quería hablar de las empresas de telefonía y cómo se aprovechan de nuestras madres para enriquecerse de forma poco ética, pero resulta que el miércoles estaba viendo la tele por la mañana, llega la Sra. Satanopoulas y me dice un poco confundida que ha leído que en el ABC dicen que hay que evitar la masturbación

 – ¿Y eso?, eso es una chorrada, cada uno hará lo que le salga de los huevos, digo yo.

– Y yo qué sé, Alfonsas…

– Joder, ahora que se lleva el “do it yourself“, háztelo tú mismo, a mano, “handmade”… las pajas son el más claro ejemplo del “do it yourself“, algo hecho a mano, con amor… propio. ¡¡Esto es un sindios!! Estos del “abecé” son unos hijosdeputa.

– No te enfades hombre, que te lo tomas todo a la tremenda… a ti no te influye, ¿cuanto hace que no te masturbas?

– Hombre, pues hace un tiempo, hará por lo menos quince o veinte…

– ¿Años?

– …

– ¿Semanas?, ¿días?…

– Minutos, cariño, minutos… es que es ver a Ana Rosa Quintana… y los fines de semana con María Teresa Campos, quién no sucumbe a la tentación.

– Ya.

 [ Inciso, si en los años del cine mudo había un tío tocando el piano… ¿cuándo la película era porno tocaba la zambomba?. No lo penséis, dejadlo reposar, por favor].

 Y ahora que hablo de porno, ¿os acordáis del pequeño Arkaitz, el sobrino de Josu Jon Illiescu “el Lehendakari de los Cárpatos”?, ¡qué cabrón! unos meses después de lo de los pollazos de la tele, lo mandan a él “solico” con sus siete años recién cumplidos a pasar unos días al Pireo… al lío.

Según baja del avión los tres arillos de las orejas eran cuatro y el “puñao” de rastas se habían convertido en una elegante coletilla pertinentemente decolorada… MA-RA-VI-LLO-SO.

– ¡¡Hola, tío Fontxas!! – no me jodas, con las ganas de meter “tx” me cambia el nombre el puto crío, pero yo a mi Arkaitz le consiento todo.

– ¡¡Arkaitz, campeón!!,  tu tío tiene una entrevista en la tele y tenemos la tarde todita para nosotros… ¿Nos vamos al “Iliada Bill”?, ¿a comer unas hamburguesas al Burguer Pi?…

– Tío Fontxas, ya no soy un crío, a mí me apetece comerme una buena tortilla de Bacalao y un Txangurro… con dos cojones.

– ¿Cómo no te voy a querer Arkaitz?, ¿y un Txakoli?

– Tú sí, yo me estoy quitando – me dice el cabrón del niño.

– ¡Te lo mereces todo!, vamos a ver a Ainara, la mejor pescadera del Pireo…

– Peroooooo, Ainara no es nombre de Griega

Tiramos para donde Ainara, nada más llegar el “jodío” Arkaitz, “Fontxas, pis”, “Pis, Fontxas”, “Pis”,”Piiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiis”, y Ainara, “anda, entrad al baño de la trastienda”, y yo, “venga Arkaitz”, y Arkaitz “vamos echando leches que me meo, Fontxas”… “sujeta la tapa Fontxas, que no se sujeta sola” y saca la chorra, ¡¡pedazo de chorra!!, ¡¡Madre de Dios!!, ¡¡el Nacho Vidal del Nervión!!, ¡¡la anaconda de la margen izquierda!!… acojonante, y con una fimosis que para operarla habría que pedir licencia de obra mayor, que con el pellejo que sobraba se podía hacer una funda para la Victoria de Samotracia con alas y todo… que si hacen torreznos con ese pellejo… estaba yo pensando en eso cuando acaba de mear, se sacude la cola y se provoca un leve movimiento sísmico de 2,5 en la escala de Richter, yo no daba crédito… y me dice “¿qué pasa Fontxas, que no has visto un cipote en tu vida?” y se empieza a descojonar, se despista, cierra la cremallera hasta arriba y se deja medio pellejo fuera.

– ¡¡Cagondioooooooooooooooooooooooooooooooslaaaa, la putaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaadeoroooosssssh!! – unos lagrimones como cabezas de bulldog francés…

– Arkaitz, joder… ¿qué hacemos?, ¿bajo la cremallera?, ¿pido ayuda?

– No hostias, que eres un mindundi y no vas a aguantar el peso… ¡¡a urgencias!!

Photo Credit: Dome Poon

Menudo show, en un taxi, con un pañuelo por la ventanilla, nos para la policía, me reconocen, nos escoltan, llegamos a urgencias, al ver aquello las enfermeras y enfermeros se quedaron paralizados…

– Sólo es el pellejo, cuando veáis el resto os vais a hacer fotos cual turista en el Partenón, os vais a tatuar la fecha de hoy en vuestras muñecas para no olvidar este día… pero venga rápido, que duele… – el “jodío” Arkaitz a lo suyo…

– Al quirófano – se escucha – si empieza a sangrar eso, perdemos al chaval…

Y se meten para adentro, yo preocupado de cojones, pasan las horas, llega Josu Jon, me tranquiliza, “no pasa nada tío, son cosas que pasan”, pasan más horas… y aparece una doctora con su ropa verde ensangrentada cual protagonista de la Matanza de Texas, muy seria, yo hubiese asegurado que nos miraba con cierto rencor.

– ¿Qué tal doctora? – la digo con voz ronca, la garganta reseca, la tensión se podía cortar con un cuchillo.

– Hemos hecho lo que hemos podido, y al final hemos decidido cortar…

– Dioooooooooooooooooooooos, cortar dice la hijadeputa, cortar, si sólo era el pellejo, si es un niño, si eso era un monumento… – la doctora me mira de arriba a abajo y con patente desprecio, me suelta:

– Sr. Satanopoulas, creo que se está usted confundiendo, lo que hemos tenido que cortar es esa ridícula coletilla… qué vergüenza que permitan a un niño ir así por la calle… y esos arillos… pocas hostias se dan…

Buen fin de semana amigos, que la fuerza os acompañe.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s