Archivo de la etiqueta: Josu Jon Illiescu

“El lehendakari de los Cárpatos”, un delantero centro de padre rumano y madre guipuzcoana, nacido y criado en el País Vasco y formado en la cantera de Lezama. Debido a una mala experiencia vital abandonó su sueño de debutar en el Athletic Club y renunció a la Selección Española llegando a ser internacional por Rumanía.

Rodrigas Ratofakis y la conjetura de que a escote nada es caro.

Hola amigos, ¡qué jodida es la crisis!… es tan jodida que no nos podemos parar a pensar en las cosas importantes de la vida… por ejemplo, ¿es verdad que lo barato sale caro?, ¿es mejor muchos pocos que pocos muchos? Y sobre todo, ¿es verdad que a escote nada es caro? Sigue leyendo Rodrigas Ratofakis y la conjetura de que a escote nada es caro.

Anuncios

Media vida a rastras y a contraluz.

Hola amigos, ¡qué jodida es la crisis!… ahora, que haciendo calorcito y una vez que sale el sol todo el mundo está como más contento, eso sí, a la peña se le va la pinza… y mucho. El otro día he tenido que llamar la atención a una señora que iba en top-less por el Paseo Zorrilla a las 3 y media de la tarde:

– Señora, no me parece de recibo que vaya a estas horas dirección Plaza Desnuda, semi zorrilla… perdón semi desnuda en dirección Plaza de Zorrilla.

– Mira barbitas, con el solito y el calorcito que hace voy como me da la gana, ¿te molesta?

-Pues sí señora, el sol me molesta de cojones y no puedo verla bien esas tetorras, y para colmo me viene a contraluz y no puedo ni hacer una foto en condiciones.

– ¿Algo más, payaso?

– Sí, ¿la importa darse la vuelta y le hago una fotito con mejor luz?, que no es pa’ mí, que es pa’l instagram.

El sol y los primeros días de calor siempre me recuerdan a mi ex-compañero del Olimpiakos el costamarfileño Jérôme Badajoise, un pedazo de ser humano de dos metros y piel de ébano, con el que compartí vestuario y aventuras. Su primera primavera en Grecia se empeña en ir a una playa nudista a Plakias, en Creta, al primer rayo de sol… al lío

Os imagináis que Jérôme cumplía el tópico del tamaño del miembro, pues claro coño, en el equipo era conocido como la Mamba de Bas-Sassandra, al igual que este peligroso reptil africano su tamaño oscilaba entre los 2,5 y los 4,5 metros… tumbado.

Tal era el calibre del aparato que se tuvo que someter a un tratamiento revolucionario para provocarle simultáneamente Eyaculación Precoz y un Trastorno de Déficit de Atención, si estaba más de dos minutos en erección, no solo se acumulaba toda la sangre en la chorra y perdía el conocimiento (esto es más habitual en una parte de la población de lo que se cree) sino que tardaba tanto tiempo en volverle a circular la sangre normalmente que se le necrosaban las extremidades y en un par de relaciones sexuales muy intensas los médicos pensaron que iba a sufrir daños cerebrales irreversibles y necesitó rehabilitación.

Y os preguntaréis ¿por qué Trastorno de Déficit de Atención?, los médicos suponían que al no poder fijar su atención durante mucho tiempo en una misma actividad sus encuentros sexuales se prolongarían mucho, esto no siempre funcionaba porque a veces en mitad de un polvo se despistaba y lo dejaba para hacerse una paja y claro, así no.

Vuelvo al asunto de la playa, allá nos fuimos con Josu Jon Illiescu y Bruce Leezowski, nada más llegar y quedarnos en bolas, tiramos para el chiringuito, pedimos unos botellines y nos sentamos en el tronco de un árbol, venga risas y venga botellines, hasta que Jérôme que llevaba todo el rato callado nos dice:

– Si tenéis la amabilidad de retirar los botellines y levantar vuestras posaderas de mi cipote, igual me puedo dar un baño.

Nos levantamos, él se sacudió la arena, los botellines y las cascaras de cacahuetes salados y tiró para el agua, se introdujo con la natural y salvaje elegancia que caracterizaba a Jérôme… la chorra entró a rastras.

A los 10 minutos viene Jérôme escoltado por dos Municipales, él cabizbajo, muy disgustado… su chorra detrás, a rastras, con un bulto negro en lontananza:

– ¿Qué ocurre agentes?

– Váyanse de aquí, no vamos a dar parte por ser quienes son.

– ¿Qué ha pasado, agentes?

– Su compañero la ha liado parda, quizá ignoren que estamos en una zona de incalculable valor ecológico, pero su compañero al entrar en el agua ha removido todos el fondos marino, ha destrozado la barrera de coral y ha causado daños irreparables en la colonia de tortugas lanudas del….

– ¡Joder Jérôme!

– Ahí no queda la cosa, al ponerse boca arriba bruscamente…

– ¡Joder, me había picado una medusa!

– Decía que al darse la vuelta bruscamente ha metido un pollazo a una barca de pedales en la que iban dos niños con su abuela, los niños están conmocionados, les ha rescatado una moto de agua, como no cabían todos, los pequeños se han agarrado al nabo de su amigo y según se acercaban a la orilla más niños se han ido subiendo pensando que era una atracción como una salchicha hinchable de esas, se ha organizado un tumulto de la hostia… por cierto, ¿han venido en coche?, ¿nos pueden dejar el gato?

– Madre mía, no me diga que se les ha pinchado la rueda de la moto de agua – digo para que el ambiente se suavizase.

– No señor – nos dice señalando al final de la descomunal chorra de nuestro amigo, el bulto negro se había convertido en una vieja succionando con fiereza la puntita nada más – pero de alguna manera habrá que soltar a la abuela de los niños porque no hay cristo…

Buen fin de semana amigos, que la fuerza os acompañe.

Photo Credit: Tambako The Jaguar

Arkaitz, pellejo pa’trás y pumba.

Hola amigos, ¡qué jodida es la crisis!… y hay cosas que no ayudan, por ejemplo, yo esta semana os quería hablar de las empresas de telefonía y cómo se aprovechan de nuestras madres para enriquecerse de forma poco ética, pero resulta que el miércoles estaba viendo la tele por la mañana, llega la Sra. Satanopoulas y me dice un poco confundida que ha leído que en el ABC dicen que hay que evitar la masturbaciónSigue leyendo Arkaitz, pellejo pa’trás y pumba.

El pequeño Arkaitz y el poder del mando a distancia.

Hola amigos, ¡qué jodida es la crisis!… por ejemplo, la crisis de la monarquía, esa pobre gente, con todos los problemas que tienen, y todo el día en la tele, en las radios, en los periódicos… ¡hasta en el puto Twitter! hablando de ellos. La peña todo el día obsesionada.

La semana pasada, ya pasado el rollo del “feliz año”, mucha gente me decía:

– ¡¡Hombre, Alfonsas!! ¿Qué tal los Reyes? – yo les contestaba siempre lo mismo. Sigue leyendo El pequeño Arkaitz y el poder del mando a distancia.