De buenos propósitos, despropósitos y cerveza calentorra.

Hola amigos, ¡qué jodida es la crisis!… qué jodida es… qué jodida es… ¿me habéis echado de menos?, ¿no?… me lo imaginaba… pero os jodéis que aquí estoy de nuevo… ¿a que es jodida?…

Hace dos largos meses que no escribo una nueva historia de esas de viernes, y aquí vuelvo, como nuevo, como siempre… bueno, como siempre no, más gordo… no pasa nada, me he hecho mis propósitos para después de verano y esto lo arreglo yo en nada.

¿Buenos propósitos? Sí, un montón. Lo primero el gimnasio, he pagado la nueva Cuota Si Ir Voy, es una que por 5€ al mes te dejan entrar al vestuario, estirar, entrar en el sala de musculación, mirarte al espejo, saludar a los mazaos,  volver a estirar, ducharte e irte.

– ¿Y puedes tocar los aparatos en la sala de musculación? – me pegunta un colega.

– Por poder… pero a los chavales no creo que les hiciese gracia que un elemento como yo les fuese tocando el mango, así que paso…

En realidad en lo que me he volcado es en las colecciones por fascículos, me he pillado “El Inglés en 6 palabras”, con el primer fascículo te regalan una casete en la que Ana Botella declama versos de Lord Byron. También me he pillado un curso de monologista y cómico, el vídeo (VHS por supuesto) de introducción “Cómo ser el alma de la fiesta” lo protagoniza Vicente del Bosque, no veáis como imita a Chiquito y a Torrente el tío… acojonante. También me he pillado un “Curso de Seducción y Amor Galante”, por si al final se me va la vista detrás de las chavalas en el gimnasio y mi señora se enfada… con el primer fascículo te regalan una maqueta de un ascensor y el Manual  “Ligar en el ascensor sin hablar del tiempo” firmado por D. Javier León de la Riva… la hostia… pero mi favorita es “Grandes Pajas de la Historia”, con el fascículo uno te regalan un facsímil del papiro higiénico que uso Marco Antonio la primera vez que se la afiló pensando en Cleopatra… no vivo en mí esperando el del hombre de Atapuerca y la Duquesa de Alba… al lío.

Para cerrar el verano me invitó mi amigo el Aitor a una rave. El tío me llevó a un pinar, la música no estaba mal, house, trance… algo que se agradece cuando vas a un tío que tiene tatuado al Arrebato  y su chica es la presidenta del club de fans del interfecto (ir a Arrebato de Hamor).

Según llegamos venga cervezas, y venga a pasarme canutos, yo pasando, que si te quieres comer unas setas, que si paso que mi mujer no me deja, que si unas pirulas, que paso de meterme nada, que si otra cerveza, que si un gintonic, sin hielo, sin botánicos, sin copa de balón, sin la burbuja bien tratada, que si otros quince, ya sin burbuja ni nada, que si ya no tengo edad para esta cosas, que si un bafle más cómodo que el copón, que si estoy medio gilipollas, que si me quedo dormido dentro, que si me despierto, que si la música seguía, que si eran las tres de la tarde, que si hacía 40ºC a la sombra, que si yo con la cabeza como si en vez de salir del bafle se me hubiese metido dentro, que si mi cuerpo como si “mamá deben haber sido las patatas bravas, o la pizza, o el kebab o habré cenado en un chino o algo”, que si mi cara como si “hijo ¿tú te drogas?, venga que a mí me lo puedes contar…”, que si allí quedaban cuatro colgados bailando… que si a lo lejos veo el coche del Aitor… que si me acerco casi a rastras… que si…

Allí estaba el coche del Aitor, por el movimiento rítmico, por los gritos de la Yaiza y del Aitor, por las gotas de vaho que resbalaban por los cristales del coche, por los cuerpos desnudos que se adivinaban… me di la vuelta lo más sigilosamente que pude… de repente escucho a mis espaldas.

– ¡Alfoooooonsas!, ¡Alfooooooonsas, espera tío! Joder, me tenías preocupado – era el Aitor, en pelotas y con la chorra palpitando como si le hubieran dado un martillazo – ¿Dónde te habías metido?

– Estoooo, eeeeeh, pueessss… es una larga historia…

– Joder, una larga historia del Alfonsas, venga cuéntamela, vamos a tomarnos unas cervezas que tengo en el maletero.

– Paso tío, que estará “toa” calentorra.

– Joder pues seguro  que lo estará, si nos has “pillao en to lo alto”, mira cómo estoy yo… “to palote”, pero ante una larga historia de mi amigo griego y seis latas de cerveza… que se joda y espere.

Buen fin de semana amigos, que la fuerza os acompañe.

Photo Credit: Dennis Jarvis 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s