Archivo de la etiqueta: La Muerte Blanca

Hacienda semen todos (yII). A grandes males, que reme Dios.

Va a subir la marea,
y se lo va a llevar todo,
no veas si noto la fuerza,
yo creo que soy un toro. 
Decidí. Extremoduro.

Toda historia tiene un principio y un final… si quieres conocer el principio de esta pincha AQUÍ… avisado estás.

Ese mismo día cenando comentó como quién no quiere la cosa… Sigue leyendo Hacienda semen todos (yII). A grandes males, que reme Dios.

Hacienda semen todos (I). El amigo comodín.

Me regaló una herida,
cierra de noche,
abre de día;
- no sufras Prometeo -
me dice siempre que la veo.
Me revuelco por el suelo
me revienta la polla
de pensar en ti:
me desangro y 
riego tu jardín.
Prometeo. Extremoduro.

Hola, amigos, ¡qué jodida es la vida!… un día vi en un programa de Jordi Évole sobre un país nórdico, o quizá no lo vi y me lo estoy inventando, que en ese país (de cuyo nombre no puedo acordarme… el alcohol, las drogas, el estrés, la medicación, la falta de sueño y los golpes en la cabeza contra la pila bautismal cuando eres un bebé, es lo que tienen) masturbar a un manco es considerado corrida benéfica y por tanto desgrava a la hora de tributar. Sigue leyendo Hacienda semen todos (I). El amigo comodín.

Cualquier tiempo pasado fue mejor y mis cojones treinta y tres.

Por favor
arrincone Usted su mal humor
y transforme en un juguete su televisor
Un, Dos, Tres
Sintonía Un, dos, tres… responda otra vez. Adolfo Waitzman.

Hola, amigos, ¡qué jodida es la crisis!… y qué jodida la nostalgia ¿qué os pasa con EGB? Si no recuerdas haber comido un bocadillo como este, no fuiste a EGB; si no te acuerdas de este puto libro, no fuiste a EGB; si no te acuerdas de este conjunto músico – vocal, no fuiste a EGB; si no te sabes la música de este anuncio, no fuiste a EGB… ¿no podría ser que sí que hayas ido a EGB y se te fuese la mano con pegamento Imedio mezclado con el Supergen antes, durante y después de Pretecnología? Porque eso deja secuelas a corto, medio y largo plazo… al lío. Sigue leyendo Cualquier tiempo pasado fue mejor y mis cojones treinta y tres.