La amenaza silenciosa, pero no tanto, de La Muerte Blanca.

Publicada originalmente en junio de 2013 en el Facebook, el origen de este humilde blog fueron los hechos acaecidos en mi primera visita al Banco de Semen, tras la publicación de mis aventuras y desventuras ( pinchar para leer post 1 ) ( pinchar para leer post 2 )  (pinchar para leer post 3) surgieron voces que hablaban de amenazas silenciosas, gente que lo “está pasando mal”… personas bienentencionadas algunas, amantes de las citas de autoayuda, tocapollistas otros, con cierta falta de sentido del humor… que “sus” guste y que toméis nota de cómo hay que actuar en estos casos porque… el siguiente puedes ser tú.

Hola amigos, ¡qué jodida es la crisis!… la peña esta perdiendo hasta el sentido del humor, no hay quien haga una broma sin que haya algún amargado, o concienciado en el mejor de los casos, que te mire mal y te diga “¡joder tío!, que hay gente que lo está pasando mal“, que digo yo que por supuesto que la gente lo está pasando muy mal, pero creo que por cosas de verdadera importancia, que por contar algo que me ha pasado a mí y que una serie de colegas se echen unas risas, de mí y conmigo, tampoco le haré mal a nadie…

Pueeeeeees, parece que sí. Tenía yo ya un par de sucesos que me han ocurrido durante la semana pasada durante mi monótona vida que contaros y me llama mi colega el donante de semen, no os voy a mentir se le notaba un poco tenso… ¡joder, no creo que sea el suyo el trabajo que más estrés cause!… pues parece que sí… Al lío.

– (Politono Movistar)

– ¿Qué paaaasha cabrón?.

Alfonsas tío, te estás pasando.

– Eín.

– Joder vale ya de hablar del tema de los donantes, que no es un tema de risas.

– ¿Por?.

– ¡Joder tío!, que hay gente que lo está pasando mal con esto- ¡¡¡la frase!!!

– Bueno hombre, que tampoco será para tanto, que yo no cuento más que lo que me pasó, no doy nombres, no quiero ofender a nadie, además la gente se ríe de lo que le sale de los huevos…

Alfonsas, no jodas tío y no empieces que los juegos de palabras facilones.

– Mira amigo, quedamos, me cuentas y luego ya si eso…

Pues nada, la verdad es que me ha hecho pensar en dejar de escribir mis cosas, limitarme al bello arte de compartir citas mierdosas de autoayuda en mi muro, a pedir likes para niñas que quiere ir a Disneylandia con su puta madre y tal… pero me encaminé al Nuberu, lugar de la cita.

Allí me encuentro al tío sentadico, con una Cola Zero (dato intrascendente si no fuera un donante de semen), con cara de enfadado. Y me empieza a contar:

– Mira Alfonsas, no me parece bien que cuentes estas cosas, que hay gente que lo está pasando mal con esto (again), no, no te extrañe tanto, se dan casos de mayores de 26 años que al tener que aportar un litro de semen para recibir los 50 pavos lo que hacen es contenerse, realizar largos periodos de abstinencia, no acercarse a su mujer o su novia, ponerse morados a clara de huevo, proteínas, comen kilos de tomates crudos antes de la donación y otro tipo de burradas… y al final les acecha La Muerte Blanca.

La Muerte Blanca es una leyenda urbana, amigo. – intento hacer que entre en razón.

La Muerte Blanca está ahí fuera, es tan real como la vida misma… ¡¡Llámala embolia de semen o como quieras si eso te hace sentir mejor, pero La Muerte Blanca está ahí!!. – El tipo miraba a un lado y a otro, como si le estuviesen vigilando.

– Venga ya tío, no me cuentes historias, que en esa curva me maté yo.

Alfonsas, escúchame – y bajando la voz, añade – la he vivido muy de cerca, no debería contarte esto…

– ¿?

Y ahora paso a narrar lo que me contó, sin interpretaciones, sin bromas, sin coletillas… un testimonio escalofriante que me ha hecho replantearme algunas cosas:

“El otro día fui a donar, como todos los lunes, lo hago ese día porque hay menos gente ya sabes lo de sábado sabadete y esas cosas… la peña no anda sobrada después de un fin de semana, estaba sentado en la sala de espera y entra por la puerta un tipo de unos 50 años, más pálido que Edward Cullen (ni puta idea de quién es) y se me sienta al lado, los ojos eran casi totalmente blancos, me saluda y se presenta, habla con un hilillo de voz, una voz cavernosa, me da la mano y noto que la tiene fría y caliente a la vez, pegajosa, tiembla… ¡a ese tío le acechaba La Muerte Blanca, joder!.

El tipo me cuenta que necesita los 50 pavos como sea, que lleva más de un mes sin eyacular, no se acerca a su mujer, no puede ni ver la publicidad del Carrefour porque las modelos en chandal le ponen “tó loco”, está pasándolas putas, no aguanta más… pero los 50 pavos no se le escapan esta vez…

No habrían pasado cinco minutos cuando el tipo cae al suelo, empieza a convulsionar, le empieza a salir un liquidillo blanco por los oídos, la nariz y las comisuras de los labios… ¡¡Un médico, por Dios un médico!!

Sale de su consulta el médico de la clínica, un enfermero, aparece el bedel, la recepcionista… El médico le toma el pulso:

-Tiene el pulso muy débil. Voy a hacerle una exploración rápida… Vaya, tiene el vientre muy duro, los testículos como piedras, estos sudores fríos… sin duda, una embolia de semen.

-¡¡La Muerte Blanca!! – Gritamos al unísono el resto.

-Señores, no frivolicen, es una embolia de semen y hay que actuar con urgencia, parece que se está ahogando… Habrá que hacerle…

– ¡¡¿¿El boca a boca??!! – gritamos todos, dando un paso atrás.

– No, habrá que hacerle…

– ¡¡¿¿Una traqueotomía??!! – gritamos todos, ac)ercándonos esta vez.

– No, habrá que hacerle…

– ¡¡¿¿Masaje cardíaco??!! – El bedel y la recepcionista se inclinaron sobre el enfermo.

– ¡No! con hacerle una paja creo que será suficiente… – y se fue por donde había venido.

Buen fin de semana amigos, que la fuerza os acompañe.

PD. Por favor, aunque no os gusten los toros si alguna vez os reclaman vuestra colaboración en una Corrida Benéfica no dejéis de participar… ¡¡¡La Muerte Blanca acecha!!!

Photo Credit: David Goehring

Anuncios

4 comentarios en “La amenaza silenciosa, pero no tanto, de La Muerte Blanca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s