Archivo de la categoría: Microrelatopoulas

Relatos cortos, y no tan cortos, que pretenden remover las conciencias y hacer un mundo un poco mejor… por los cojones.

Microrelatopoulas de señoras de pelo feo que se te quieren colar.

En tienda de ultramarinos la chica rubia, cuasi albina, de ojos del azul del cielo no dejaba pasar delante en la cola a la señora de pelo feo y dientes de marfil manchados de carmín.

– Eh, que tengo prisa, me esperan en una gran celebración. Pero ¿tú quien te has creído que eres, niñata?

– Soy Daenerys de la Tormenta, de la casa Targaryen, la Primera de su nombre, Reina de Meereen, Reina de los ándalos, los rhoynar y los primeros hombres, Señora de los Siete Reinos, Protectora del Reino, Khaleesi del Gran Mar de Hierba, La que No Arde, Rompedora de Cadenas y Madre de Dragones.

– Pues yo soy Ana Botella, mujer de presidentes, sucesora de ministros, nuera de agaegs, alcaldesa de grandes ciudades y organizadora de Juegos Olímpicos… y sólo llevo un brick de vino.

– Venga, siendo así, pase… ¡Joder, cómo está el patio del mundo de la fantasía!

Buena semana y que la fuerza os acompañe.

Microrelato publicado allá por septiembre de 2013, esa gente que se le mete algo entre los huevos, por ejemplo unas olimpiadas por decir algo, y contra viento y marea, pese a quien pese se tienen que salir con la suya… o no.

Photo Credit: Anna Fischer

Microrelatopoulas de prepotencia, soberbia, paciencia extrema y desubicación espacio – temporal.

Microrelato publicado allá por noviembre de 2013, esos chefs que encuentran pegas hasta a los bocadillos de nocilla que les hacen las madres a los niños cuando salen de clase de natación y que detectan los matices del Fairy con el que has lavado el plato en el que has puesto la harina para rebozar los filetes de melva…

Alfredo Pichote visiblemente alterado exigió la presencia inmediata del chef.

– A ver Alfredo, ¿qué cojones quieres ahora?

– ¿Cómo te atreves a hablarme así?… Bueno, da igual… después de esto… ¿Tú has visto esto? Es algo indigno de un chef, ¡¡Dioooos, qué olores!!, horrenda combinación… la apariencia no es del todo mala, pero en boca es una cosa plana, no dice nada… esto… esto es una mierda.

– Mira Alfredo, te voy a decir cinco cosas: deja el alcohol y las drogas, estamos en un cuarto de baño, efectivamente esto es una mierda, la has cagado tú… y voy a tirar de la cadena que al final va a morir alguien.

– ¡¡Coge tus cuchillos y vete, no eres digno de continuar en este “pograma”…!!

– Coge tu cubata y vete tú, Alfredo, que estamos en mi Dönner Kebab y tengo jaleo.

Buena semana y que la fuerza os acompañe.

Photo credit: JonoTakesPhotos

Microrelatopoulas de llamar siempre dos veces

– ¡Cariño, ya estoy en casa! Bien prontito, para que luego digas…

– …

– Hostias, no me jodas…, pero ¡qué cojon…

– Pero mí amor, qué pronto has llegado… ♫♫ Siempre que vuelves a casa

me pillas en la cocinaaaa

embardurnada de harinaaaaaa

con las manooos en la maaaaasa ♫♫

– Sí, y follando como una perra con el cartero.

– No me cambies de tema, no me cambies de tema… que nos conocemos…

Buena semana amigos, que la fuerza os acompañe.

Photo Credit: Andy Morris

Microrelatopoulas de si te has quedado con hambre o te has quedado con hambre.

Microrelato publicado allá por agosto de 2013, esas madres que siempre hablan de ponerse a dieta pero tú no puedes hacer comidas de menos de cinco platos y tres postres, y que digas lo que digas vas a tener que repetir de algo porque si no se ofenden…

– Hijo, ¿has comido bien?

– Perfecto mamá, no tenía ni que haber comido postre.

– ¿De verdad no te has quedado con hambre?, mira que te preparo ahora mismo unas salchichas.

– De verdad mamá, que no, que ha sido excesivo.

– Que te hago ahora mismo un lechazo, un pollo laqueado, un arroz con bogavante, una cazuelita de callos, dos entrecot al punto, medio cochinillo frito, dos rodajas de sandía, un plátano, un perolo de arroz con leche, natillas y un barreño de café, me bajo a la tienda y compro 2 cajas de pastas de Portillo y me acerco a Belaria y te traigo cuarto y mitad de bombones, una botella de Magno y una caja de palillos… que no me cuesta nada…

– Que no mamá, de verdad, que no puedo con más.

– Hijo, ¿no querrás que te fría un huevo?

– ¡Noooooo, por Dios, amenazas no!… tráeme todo lo que has dicho que yo me lo como, pero mis huevos ni tocarlos…

Buena semana y que la fuerza os acompañe.

Photo credit: Jen

microrelatopoulas de dichos populares, desorientación y un toque de incomprensión

Publicado originalmente del 21 de octubre de 2013 en mi facebook, hay veces que te lías, te lías… y pasa lo que pasa.

– Sábado, sabadete…

– … coge todas tus cosas y vete.

– Eeeeeeh que el dicho no es así… ¡veeeeeenga ese polvete!

– Eeeeeeh que tampoco es sábado, que vuelves to’ mamao, que es lunes y que te fuiste el jueves para “jugar al padel un ratillo con los amigos”… ¡Veeeeenga y vete!

Buena semana y que la fuerza os acompañe.

Photo Credit: Petras Gagilas

Microrelatopoulas de viajes que se pueden hacer muy largos.

Venga un microrelatopoulas que escribí en el facebook allá por el 12 de agosto de 2013, a mí me gusta, espero que a vosotros “sus” gustase en su momento y “sus guste ahora.

– “No pasaba de los 20 el mayor de los tres orcos que vinieron a atracarme el mes pasado, subvencionanos un…“.

– No siga por ahí Señor Frodo, “El Ojo Que Todo lo Ve” abomina del gran Sabina y nos prodría localizar.

– Aaaaaaay mi queridísimo Samsagaz Gamyi, estás en todo ¿cómo no te voy a querer? “Entre tú y yo un anillo es para siempre, entre tú y yo nuestro amooooooo-or…“.

– ¡Joder! y ahora se me arranca por El Norte, puto disco de pop español de los 80… lo quemo, yo lo quemo…

– Ja, ja, ja, no refunfuñes joven Gamyi… “Gandalf tiene un marcapasos que le alegra el corazón, no tiene que echarle hechizos es automaaatico… juega con todos los elfos, les arranca el corazón, se los come con…

– ¡Dioooooooooooooooooos! que largo se va a hacer el camino a Mordor, ¡qué largo!.

Buena semana amigos, que la fuerza os acompañe.

Photo credit: Felix

Microrelatopoulas de madrugar y que Dios no te ayude.

– Hoy me he levantado dando un salto mortal, he puesto un par de huevos en mi sartén, dando volteretas he llegado al baño.

– ¿Y por qué andas tan raro?

– Las quemaduras de tercer grado en los testículos son bastante molestas.

– Vamos, que voy a pasármelo bien…

– Muy bieeeeen.

Buena semana amigos, que la fuerza os acompañe.

Photo Credit:  Robby Ryke

Microrelatopoulas de chalequitos fosforescentes, carpetillas y boligrafitos.

Estaba un poco confundida, “la sobremesa me confunde” pensó. Allí aparecían otra vez, los jovencitos con sus chalequitos fosforito, con sus carpetillas, con sus boligrafitos, con sus historias… ¡qué pesados!, ¡llegó la hora de ajustar las cuentas de una vez por todas!, ¡a por ellos!

– Buenas tardes…

– Buenas tardes majo – contestó ella y se paró, cosa que nunca hacía, pero estaba rumbosa– hoy sí que tengo esos minutillos que me reclamáis todos los santos días – dijo, brazos en jarras- que sé lo que me vas a contar, que si tu ONG, que si mi ayudita, que si los negritos, que si los tontitos, que si mis cojones treintaytres… que esto no es más que un negociete y que tú eres un daño colateral, que tienes que aguantar el sol inmisericorde en verano, el frío que se mete en los huesos y que no te sacas ni cuando llegas a casa y te duchas con agua hirviendo, pero jovencito, os tenemos calados, esto es el montaje de unos pocos y…

– Disculpe, se está confundiendo… – interrumpió el joven.

– No majete, no, el que estás confundido eres tú… – atajó ella con la seguridad que da el saber que La Razón siempre estará de tu parte.

– Doña Esperanza, soy un Agente de Movilidad y tiene aparcado el coche en un lugar prohibido, interrumpiendo la circulac…

– Putos rojos, estáis en todos lados, antisistemas de los cojones, perroflautas pulgosos…

– Señora, por fav…

– Sabes lo que te digo que te vayas a Cuba si tanto te gusta y… y…y… ¡¡viva el vino!!

Y así pudieron ser las cosas… probablemente no… seguro que no…

Buena semana amigos, que la fuerza os acompañe.

Photo Credit:  Alexander Becker

Microrelatopoulas “concetual” mode.

Este le publiqué en mi facebook el 16 de septiembre de 2013, no me mires con esa cara que yo también me he asustado, hubo a quien le gustó… a mí, por ejemplo.

– El ombligo de Falete, se me ha “aparecío” en sueños.

– ¿Se te ha “aparecío” y te ha dicho?

– De tu pelusa soy el dueñoooooó.

– “Amos hose”, el ombligo de Faleeeeeeeeete…

Buena semana y que la fuerza os acompañe.

PD. “Amos hose” haz clic aquí para escuchar el original.

 Photo Credit:Kristopha Hohn

Microrelatopoulas de karaokes, hombres y destinos.

Basado en hechos reales… por la esquina del viejo barrio los vi pasar

Por el amor desamujeeeeeer, somos dos hombres con un miismo desti-iiiino“, ja, ja, ja… ¡joder, míranos hermano!,  si es que estamos como el Busta y el Bisbi, “pero yo sé que ella me quiere a mí y que juega contigoooooooo”,  hoy lo partimos en el Karaoke…

– Hombre igual, igual…

– Bueno joder, nuestras calvitas, nuestras barriguitas, nuestra camisita desabotonoda hasta medio pecho, nuestra cadena de oro con el Cristo de Dalí… pero igualitos…

– Si tu lo dices… pero no era Bisbal era “el Alex

– Que sí coño, hoy en el karaoke, cinco roncolas, tú te marcas la del Battiato con lo de “los zingaros del desierto, yo la de Latino de Francisco tengo el color de una copa de vino”, la de Dos hombres y un destino a duo… y muy mal se tiene que dar la noche para que no acabemos haciéndonos una paja.

– Pero cada uno la nuestra…

– Ya veremos…

Buena semana amigos, que la fuerza os acompañe.

P.D. “Cuando lo manda el destino no lo cambia ni el más bravo, si naciste pa’ martillo del cielo te caen los clavos. La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida ay Dios”

Photo Credit: Boston Public Library